Fallece el escritor gaditano Antonio Cabrera, Premio Café Bretón 2016

Antonio Cabrera, en una de sus visitas a La Rioja./Antonio Díaz Uriel
Antonio Cabrera, en una de sus visitas a La Rioja. / Antonio Díaz Uriel

El poeta, Premio Nacional de la Crítica 2000, ha muerto a los 61 años, dos después de sufrir una lesión medular

J. S.
J. S.Logroño

El escritor y poeta Antonio Cabrera (Medina Sidonia, 1958), ganador entre otros premios literarios del logroñés Café Bretón & Bodegas Olarra, ha fallecido este lunes a los 61 años, dos después de sufrir una grave lesión medular que le causó tetraplejia.

Gaditano de nacimiento y residente en Vall de Uxó (Valencia), Cabrera estuvo en los últimos años estrechamente vinculado a la literatura riojana: en 2007 participó en las Jornadas de Poesía en Español, en 2016 ganó el Premio Bretón con 'El desapercibido' y en 2018 la editorial Pepitas de calabaza reeditó su primer libro en prosa, 'El minuto y el año', con el importe de ese mismo certamen, que ese año había quedado desierto.

Además, había obtenido el Premio Loewe con el poemario 'La estación perpetua' (2000) y el Nacional de Crítica. Ganó también el Premio de la Crítica de Valencia por dos veces, con 'Con el aire (2004) y 'Tú me mueves' (2017). Entre esos títulos publicó una colección de haikus de tema ornitológico 'Tierra en el cielo' (2001).

Profesor de Filosofía en un instituto de Secundaria y gran amante de la naturaleza y los pájaros, se dedicó también a la traducción, siendo responsable de las versiones en español de los volúmenes 'Poesía y ornitología' (1993), de Gianni Vattimo, y 'Los pájaros amigos' (2003), de Josep Maria Sagarra.

El 1 de mayo de 2017, durante una reunión entre amigos poetas en el pueblo valenciano de Serra, Antonio Cabrera sufrió un accidente doméstico: jugando al balón, tropezó, cayó y se golpeó contra el suelo. Quedó teatrapléjico y durante meses tuvo que ser tratado en el Hospital de Parapléjicos de Toledo. «La poesía fue un consuelo para mí en esos días en que tan mal lo pasé», declaró meses después a El Mundo.

Este lunes su círculo riojano, en torno a Colo Cortés, propietario del Café Bretón, expresó sus condolencias por la pérdida del poeta y amigo.