«Julio Iglesias tiene magia, para mí es... como un dios»

Seguro. «A Trump yo le cantaría 'México lindo y querido'». :: jacob lerman
/
Seguro. «A Trump yo le cantaría 'México lindo y querido'». :: jacob lerman

«Voy al gimnasio y sigo una dieta equilibrada, las giras mundiales son extenuantes y debo estar en forma» Carlos Marín Cantante de Il Divo

ISABEL URRUTIA CABRERA

Tiene más que asumido el papel de galán canalla, enfundado en un modelo de Armani, con la camisa abierta y sonrisa profidén. Es el español de Il Divo, un cuarteto que lleva 15 años en el candelero. Han vendido más de 30 millones de álbumes, con un repertorio básicamente pop (temas de Adele, Elvis Presley y Paul Anka) que interpretan con voz impostada, micrófono en mano, entre bailarines y una ambientación de corte romántico. «Lo nuestro no es ópera en ningún caso, que nadie se equivoque», recalca Carlos Marín (Rüsselsheim, Alemania, 1968).

En abril arrancó en México la gira mundial de su último disco, 'Timeless', y la próxima semana hacen parada en Madrid, Almería, Valencia y Mérida. En esta ocasión se han embarcado en el tour con una ilusión especial, «sobre todo porque ahora no dependemos de nadie, somos los productores de los conciertos y de la grabación».

- Usted también tiene una carrera en solitario.

- No soy el único del grupo que lo ha hecho. Lo vemos como algo positivo. Le da energía al equipo.

- En su caso, la experiencia como solista le está afectando bastante al bolsillo...

- Ya. El pasado mes de agosto los promotores de los nueve shows que tenía previstos en Latinoamérica se largaron con el dinero. ¡No me pagaron! Tuve que cancelar la gira.

- ¿Y?

- Iré a juicio, evidentemente.

- Duro, ¿no?

- Son cosas que pasan. No hay que bajar la guardia. Por eso, en Il Divo solemos pedir el dinero por adelantado. Más vale prevenir.

- ¿No se ha arrepentido nunca de haber abandonado el mundo de la ópera?

- A estas alturas, es imposible que retome l a actividad operística. Además, ja, ja, no tengo tiempo para pensar demasiado. Me sobra el trabajo. He cantado como parte de Il Divo delante de gente como Hillary y Bill Clinton, Gorbachov, Bush, Obama, la reina de Inglaterra, Tom Hanks, Robert de Niro...

- Algo que también consiguen los cantantes líricos.

- Solamente los más grandes. Maestros como Plácido Domingo, José Carreras y Luciano Pavarotti. Nosotros, insisto, no hacemos ópera.

- ¿Qué fue lo último que cantó como barítono en un teatro?

- Hacía de Marcello en un montaje de 'La Bohème', en Dublín. Entonces me llegó la posibilidad de hacer el casting para Il Divo. No estaba muy convencido, pero me insistieron tantísimo que al final acepté. No me puedo quejar. Me gusta lo que hago.

- A punto de cumplir 50 años, será muy disciplinado para cuidar la voz, ¿no?

- Por supuesto, voy al gimnasio, sigo una dieta equilibrada... Las giras mundiales son extenuantes y hay que estar en forma. Ahora estamos inmersos en un tour que durará casi dos años. ¡Imagínese!

- ¿Qué tal llevan la competencia? Los chicos de Il Volo, que imitan su modelo, están pegando muy fuerte.

- Son unos chavales supersimpáticos y se merecen lo mejor. Ojalá lleguen a vender tantos discos como nosotros.

- Son mucho más jóvenes que ustedes y cuentan con Plácido Domingo como padrino.

- Me parece fantástico. Son tres italianos con futuro. Tienen talento y se inclinan hacia el repertorio lírico. Eso explica que su manager se haya acercado a Plácido Domingo. Hay sitio para todos.

- En estos últimos 15 años, ¿han tenido oportunidad de actuar ante Donald Trump?

- Se nos invitó cuando salió elegido presidente, pero nos negamos.

- De tenerlo delante, ¿qué tema le cantaría?

- 'México lindo y querido'.

- ¿A quién prefiere, a Barbra Streisand o a Tom Jones?

- Yo adoro a Julio Iglesias. Es un tipo muy humilde y cercano. Tiene magia. Para mí es... como un dios. Siempre hablamos de mujeres cuando nos encontramos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos