«Intentamos que la popularidad no dicte nuestro camino»

El guitarrista Pau Roca, en su actuación en el Fárdelj 2015./Ernesto Pascual
El guitarrista Pau Roca, en su actuación en el Fárdelj 2015. / Ernesto Pascual

La Habitación Roja, referente del indie nacional, y el americano de Arizona Baby ponen hoy el colofón al Fárdelej de Arnedo

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

La Habitación Roja es el único grupo que el Fárdelej repite en su cartel en sus siete ediciones. Junto a Arizona Baby y el cierre con Me&Djs, los valencianos protagonizan esta noche las actuaciones del festival arnedano en el Teatro Cervantes. Antes, sus calles vecinas vibrarán en el mediodía con el 'Almuerzo a la Riojana' y en la tarde con The Flaming Shakers, reconocidos en Liverpool por su tributo a The Beatles.

-La Habitación Roja vuelve al Fárdelej, donde en el 2015 celebraron su gira 20 aniversario. ¿Tan bien se lo pasaron como para repetir?

A mediodía
Florida&Hermodo Dj's (11.30), La Orquestina Anarco Yeyé (13.30) junto al 'Almuerzo a la Riojana' y César Gallard Dj (15.00). Gratis
De tarde
David Lagos (18 y 23.30 h) y The Flaming Shakers (19 h). Gratis.
Noche
Arizona Baby (22), La Habitación Roja (00) y Me&Djs (2 h). En el Teatro Cervantes, 20 euros la entrada.

-Es una zona que siempre hemos frecuentado, en la que siempre nos lo hemos pasado muy bien. En los comienzos del grupo, cuando nos conocía menos gente, ya hicimos un concierto en Arnedo y es una zona con la que tenemos bastantes relación y de la que guardamos muchos buenos recuerdos. Así, que siempre que nos llaman acudimos raudos.

«'Amnesia' es un disco equilibrado, en el que varias canciones aguantan bien en directo»

-El pasado año, vino 'Memoria', influido por la nueva etapa vital de su cantante, Jorge Martí, en Noruega. ¿Cómo está funcionando respecto al resto de su trayectoria?

-A veces, los discos van detrás de un gran single que destaca sobre el resto de canciones. Este es un disco bastante equilibrado, no hay ninguna canción que haya sido un gran éxito, pero hay tres o cuatro que notas que han pasado a formar parte del imaginario de nuestros seguidores. Con tantos discos a nuestras espaldas, cada vez que haces un nuevo repertorio con varios temas nuevos, hay que retirar canciones antiguas... Y estas nuevas han aguantado muy bien el directo.

«La realidad de Jorge Martí en Noruega ha hecho a la gente entender un poco mejor al grupo»

-Con un año ya de recorrido para el disco, ¿cómo será su presentación en el Fárdelej?

-Nosotros siempre presentamos el disco que acabamos de publicar. De hecho, el cuerpo ya nos pide y estamos haciendo canciones nuevas para el siguiente. Realmente, si no incorporáramos canciones nuevas cada equis tiempo, acabaríamos hartos de tocar siempre las mismas. Por ello, guardamos el equilibrio entre las canciones que la gente quiere escuchar y las nuevas.

Leer más

-Desde hace un tiempo, Jorge Martí vive en Noruega para tratar la enfermedad de su mujer, trabajando en un centro para personas con Alzheimer. Todo ello lo refleja el documental 'In the middle of Norway'. ¿Cómo influye en el grupo?

-A la gente le ha hecho entender un poco mejor al grupo. Hoy en día, todo se trata para que parezca grande, para decir cuánta gente había, lo exitoso que ha sido... Es un documental atípico en ese aspecto, y a nosotros nos gusta más. Somos un grupo que tenemos esa forma de ver la música y la vida. Y a la gente que le gusta el grupo le gusta saber de dónde vienen las cosas. Hay gente que nos ha dicho que ahora entiende mejor ciertas canciones y les gusta más.

-Es un modo de desmitificar a 'la estrella del rock'.

-Exacto. Eso es algo que nosotros nunca hemos practicado. Pero visto tan crudamente, a la gente le hace pensar. Al final, la música es un oficio como otro cualquiera, que a nosotros nos gusta mucho, pero que no nos gusta su grandilocuencia.

-Ante la distancia entre unos y otros, ¿cómo funciona el grupo?

-Bueno... Marc Greenwood (bajista) vive en Murcia, yo en Valencia después de años en Madrid... Los correos electrónicos se usan mucho. Como grupo no nos influye la distancia, porque seguimos con la dinámica que teníamos desde hace años. Han cambiado nuestras rutinas. Quizá antes quedábamos todos los días dos horas, y ahora hacemos concentraciones. Intentamos aprovechar el tiempo que pasamos juntos. Vamos a estar una semana en Galicia de concentración para tocar.

-¿Qué surge en los nuevos temas?

-Nos apetece hacer un disco aislados del resto y va a ser muy bonito... notando que nos gustan The National, Bowie, los Smiths...

-Con el llamado indie hoy como música popular, ¿qué papel ha de representar La Habitación Roja?

-Está bien que haya gente escuchando cosas parecidas a las nuestras. Somos un grupo que ha tenido seguidores bastante fieles. Si se une gente nueva, mejor, pero intentamos que no nos dicte nuestro camino.

-¿Hay presión ser un clásico?

-Está el lado positivo de que todo el mundo te conoce y el negativo de que te encasillen. Pero nosotros necesitamos variar, como hemos demostrado en los últimos años.