Igea presenta nuevos hallazgos, como el fémur de un dinosaurio y dos huellas 4D

2
/
2

Los investigadores muestran a la consejera González Menorca más de 40 piezas halladas en la excavación 'Garras', entre ellas dientes de tiburón y escamas de pez

SANDA SAINZ* SANDASAINZ@HOTMAIL.COM IGEA.

La excavación 'Garras' que se llevó a cabo la segunda semana de julio en una zona montañosa del término municipal de Igea dio como resultado la extracción de más de 40 piezas. La mayoría corresponde a restos de huesos fosilizados de un dinosaurio terópodo tipo espinosaurio. También se encontraron dientes de tiburón y dientes y escamas de peces (lepidotes).

Ayer visitó el Centro de Interpretación Paleontológica de La Rioja en Igea la consejera de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González Menorca. Estuvo acompañada por el investigador Pachi Sáez-Benito, responsable del hallazgo del yacimiento, y el alcalde de la localidad, Sergio Álvarez.

La consejera pudo comprobar de primera mano la importancia de este descubrimiento. Le mostraron una parte de un fémur del esqueleto del dinosaurio y otras piezas como garras de la mano y el pie del animal y alguna falange. También dos huellas 4D, únicas en patrimonio paleoicnológico de La Rioja.

En la excavación 'Garras' de la segunda semana de julio fueron recuperadas piezas de enorme interés Los investigadores presentarán varias memorias de trabajo para solicitar subvenciones

La comitiva realizó en primer lugar un recorrido parcial por el museo. González Menorca recibió explicaciones sobre la geología y paleontología de La Rioja desde hace 600 millones de años hasta el Cretácico Inferior. Luego vio las diferentes vitrinas de animales vertebrados e invertebrados hasta llegar a la zona de dinosaurios.

La parte del fémur que se mostró ayer da fe de que se trata de un animal de tamaño medio (durante la excavación se habló de que podría medir entre seis y nueve metros de longitud) aunque hasta que no se realicen los estudios y análisis de conjunto no se podrá concretar más.

Sáez-Benito comenta que ahora queda la siguiente fase. Consistirá en restaurar los huesos y sacarlos de la matriz en la que están metidos, un proceso que durará meses. A continuación comenzará el trabajo de investigación científica, consulta y comparación que llevará a la clasificación de género y especie del animal. Algo que será posible gracias a la cantidad de material disponible y de ahí la importancia de esta intervención.

Pero antes los responsables de esta excavación deberán presentar la memoria de lo realizado para obtener la subvención pendiente. Más adelante elaborarán otra memoria para solicitar ayudas con las que sufragar la restauración de los huesos, proceso del cual se ocupará un profesional en el centro paleontológico igeano.

La primera fase, la labor en el terreno, se llevó a cabo por parte de la Universidad de La Rioja y la Universidad del País Vasco en colaboración con el Gobierno de La Rioja y del Ayuntamiento de Igea.

Respecto a las dos huellas 4D, Sáez-Benito, las define como muy especiales porque aparece información de la dinámica de pisada del animal. Fueron localizadas hace años en el término municipal de Igea y ayer se aprovechó la visita de la consejera para mostrarlas.

En este caso también se planteará un trabajo de investigación del que presentarán un estudio de objetivos para llevar a cabo en colaboración con la Cátedra de Paleontología de la Universidad de La Rioja.

González Menorca calificó el centro de interpretación de Igea como "un gran escaparate del patrimonio fósil igeano, exponente del potencial paleontológico de la región y de la riqueza de su patrimonio".

Después se trasladó hasta el lugar donde se encuentra el tronco fósil de una conífera de unos once metros de longitud, otra de las joyas del patrimonio paleontológico igeano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos