Homenaje a Zalacáin, comida campestre y un helado mágico

Al terminar el encuentro en la sesión matinal, se realizó una comida campestre en la Ermita de San Lorenzo. Un rancho magnífico y un helado de Fernando y Angelines, 'Paseo de Verano', una maravilla con brotes de hinojo con su toque anisado, y los almendrucos ya viejos. Dos obras de arte que sirvieron para estrechar lazos entre ponentes, cocineros, productores e invitados. Tras una visita a los panales de Álvaro Garrido, la jornada se cerró con una cena en Venta Moncalvillo en homenaje a uno de los restaurantes esenciales de la cocina española, Zalacáin, que en 1987 trajo por primera vez a España, la tercera estrella Michelin. Los hermanos Echapresto tienen muchos vínculos con esta casa ya que al inicio de su carrera pasaron varias etapas allí.