El Gobierno modificará el Código Penal para que los abusos no prescriban

El Ejecutivo estudia que estos delitos caduquen a partir de que la víctima cumpla 30 años y las ONG piden que sea a los 50 años

R. C.

roma. La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, afirmó ayer que el Gobierno modificará el Código Penal para que los abusos sexuales no prescriban. Según un comunicado emitido por el Ministerio de la Presidencia, Calvo hizo este anuncio tras reunirse con el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, que a su vez, trasladó su preocupación, compartida por el Gobierno, por dar justicia a las víctimas de abusos y prevenir estos hechos en el futuro.

Fuentes conocedoras del borrador en el que trabajan Vicepresidencia y los ministerios de Justicia y Sanidad señalaron a Europa Press que se ha estudiado la posibilidad de que estos delitos prescriban a partir de que la víctima cumpla 30 años (ahora es a los 18), de manera que en la práctica, ninguno de esos delitos quedaría impune, ya que actualmente el plazo de prescripción del delito de abuso sexual a un menor puede oscilar entre los cinco y los 15 años, dependiendo de la gravedad. Según un estudio de Save the Children, las víctimas comienzan a hablar a los 35 años. El Gobierno es consciente de que hacerlos completamente imprescriptibles podría contravenir el principio de reinserción contemplado en el Código Penal.

Por su parte, las ONG han ido más allá que el Ejecutivo y en el borrador de la futura Ley de Violencia contra la Infancia han propuesto que estos delitos prescriban a los 50 años. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya anunció después de reunirse con el pianista inglés y víctima de abusos en la infancia James Rhodes que estos delitos no prescribirían.

Hace dos semanas, la Conferencia Episcopal Española (CEE) anunció la creación de una Comisión que actualizará los protocolos de actuación de la Iglesia española para responder a los abusos a menores desde el punto de vista jurídico y canónico y además, se comprometió a responder «a cada queja de abuso contra el personal de la Iglesia».

Además, la comisión, presidida por el obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez Fernández, trabajará en la redacción de una nueva normativa de la Conferencia Episcopal para la prevención y protección de abusos sexuales a menores, que sustituirá a los protocolos actuales y se adecuará de manera más perfecta al 'Modelo de Directivas' redactado por la Comisión del Vaticano para la Protección de Menores, para responder a los abusos en la Iglesia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos