FRONTERAS

CARLOS SANTAMARÍA - ANECDOTARIO

El hijo de Pablo Escobar nació con el nombre de su padre pero se lo cambió, se hizo llamar Sebastián Marroquín y abandonó Colombia para escapar del gigantesco charco de sangre que le rodeaba. Con el entusiasmo que se desató tras el estreno de 'Narcos', el desertor de la larga y negra sombra del 'Patrón', el hijo arrepentido por los pecados paternos volvía a las portadas. Sebastián aprovechó el nuevo fervor por la leyenda de Escobar para hablar sobre sus libros y, de paso, criticar la exitosa producción de Netflix: «No se reflejan los momentos de soledad, miedo, zozobra, terror» -dijo Marroquín al periódico 'El País' - «La violencia era mucho más atroz de lo que la serie muestra. Mi padre era mucho más cruel, hay miles de víctimas y un país detrás que merece respeto». El hijo de Escobar le explicaba al mundo que la serie no era historia, sólo un producto de entretenimiento inspirado en hechos reales.

Las fronteras entre la industria de la ficción y la realidad siempre han sido porosas. Cuando Truman Capote publicó 'A Sangre Fría' afirmó que había inventado un nuevo género literario, una genialidad híbrida que bautizaron 'novela testimonio' o 'novela de no ficción'. Algo parecido contaba en la pasada edición de Futuro en Español María Jimena Duzán. La periodista explicaba lo que decía García Márquez cuando le preguntaban qué era una crónica: «¿Una crónica? Una crónica es un cuento que es verdad», respondía Gabo.

El cine y la televisión están explorando esta linea fronteriza. Asistimos a una avalancha de películas biográficas, algunas sensacionales como 'En la cuerda floja', sobre la vida de Johnny Cash, y otras cuya materia prima son acontecimientos reales, entre las que destacan 'Argo', 'Spotlight' o 'Dunquerke'. Pero la llegada de los reality shows a comienzos de este siglo lo ha dinamitado todo. El último fenómeno televisivo en España relataba el embarazo real de una muchacha de etnia gitana, mientras en el mundo arrasa 'Luis Miguel, la serie'; hay poco más que añadir. Están dirigidos y guionizados, pero triunfan programas sobre casas de empeños, tiendas de repostería o citas a ciegas. Amazon acaba de estrenar una producción documental de la Liga española. Se llama 'Six Dreams' y es un reality sobre fútbol; difícil que no sea todo un éxito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos