Forenses y testigos desmontan la versión de los padres de Nadia

R. C. LÉRIDA.

Los forenses y los testigos rebatieron ayer la versión de los padres de Nadia durante la segunda sesión del juicio que se sigue en la Audiencia de Lérida contra Fernando Blanco y Marta Garau, acusados de estafa. Sus conclusiones son que la niña no estaba en riesgo de muerte, que podría haber sido tratada en España y que a nadie le consta que la menor haya viajado a EEUU. Una forense del Instituto de Medicina Legal de Lérida rechazó que la niña esté en un «riesgo inminente de muerte», tal como el padre aseguró el lunes a preguntas del fiscal. Según explicó, es cierto que los afectados de tricotiodistrofia tienen una menor esperanza de vida, pero dijo que hay enfermos con vida con más de 30 años. La forense aseguró que la afección de Nadia se puede tratar con todas las garantías en España. También rechazó, como de «ciencia ficción», la explicación que dio Blanco sobre la extracción de genes por medio de una punción en la nuca.

 

Fotos

Vídeos