En los fogones más antiguos del mundo

El restaurante Sobrino de Botín, en el Madrid más castizo, es el más antiguo del mundo. Desde 1725 ha dado de comer a Felipe V, Pérez Galdós, Hemingway o Jacqueline Kennedy. Los dueños rechazan tentadoras ofertas. «No tiene precio»