La DGT estudia que los daños de un accidente por uso del móvil los pague el conductor

Se trataría de una reforma legal que facultaría a la compañía aseguradora a reclamar la cuantía del siniestro al titular de la póliza

A. T.

madrid. La Dirección General de Tráfico (DGT) estudia otra medida más dentro de su guerra declarada contra el manejo de teléfonos móviles al volante, una distracción o imprudencia grave a la que considera responsable de más de una cuarta parte de los accidentes mortales.

La DGT, a través de un tuit, respondió con un «lo vamos a estudiar» a la propuesta lanzada ayer por la consultora Pons Seguridad Vial, que pide que una reforma legal permita que a los conductores que tienen un siniestro por manejar el teléfono móvil mientras circulan se les pueda exigir que paguen todos los daños e indemnizaciones que provoque el siniestro.

De llevarse finalmente a cabo, sería una modificación de la ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor que facultaría a las compañías de seguros a reclamar al titular de la póliza todo el dinero que hayan tenido que abonar a terceros por los perjuicios del accidente desencadenado por el uso del teléfono.

El autor de la propuesta calcula que el temor a está reclamación podría hacer que ocho de cada diez conductores se olvidasen del móvil al volante, lo que podría reducir entre un 30% y un 40% los siniestros provocados por el uso de estos aparatos y entre 150 y 200 las muertes anuales en las carreteras.

El anuncio se produce después de que el propio director general de la DGT explicase que estudia elevar a 4 o 6 (desde los 3 actuales) la retirada de puntos por chatear al volante y de que el fiscal de Seguridad Vial pidiese a la policía que investigue tras cada accidente si los conductores iban utilizando el móvil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos