Encierran al joven de 15 años detenido por la violación grupal a una menor

Entrada de los juzgados de San Bartolomé, a los que hoy serán trasladados cuatro de los detenidos. :: EFE
/
Entrada de los juzgados de San Bartolomé, a los que hoy serán trasladados cuatro de los detenidos. :: EFE

Arrestan a un quinto miembro de este grupo, autodenominado como La Nueva Manada, por el ataque a la adolescente en una playa canaria

R. C.

Las Palmas. El Juzgado de Menores número 1 de Las Palmas de Gran Canaria ordenó ayer el ingreso en un centro de régimen cerrado del joven de 15 años acusado de participar en la violación grupal de una menor ocurrida el sábado pasado, durante la noche de San Juan, en una playa de San Bartolomé de Tirajana, un municipio turístico del sur de esta isla.

La juez acordó el internamiento del menor, vecino de Las Palmas, después de que la víctima, una adolescente de 16 años, narrase ante la Fiscalía de Menores el ataque grupal que sufrió. Al joven encerrado, que ha sufrido maltrato doméstico y que a su vez está condenado por violencia en el ámbito familiar y está la espera de un juicio por violencia machista, se le impusieron también medidas terapéuticas para paliar su consumo habitual de alcohol y hachís, según un comunidado del Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

La decisión se tomó el mismo día en que la Policía Nacional dio a conocer que ha arrestado a un quinto presunto implicado en estos hechos. Los sospechosos, que según fuentes policiales se apodan a sí mismos La Nueva Manada, en alusión a los cinco sevillanos condenados por abusar reiteradamente de una joven madrileña en los Sanfermines de 2016, son cuatro hombres que permanecen encerrados en la comisaría de Maspalomas y el citado menor.

Está previsto que los cuatro mayores de edad sean interrogados hoy por la juez de guardia de San Bartolomé, que ha declarado secreta la investigación y que tendrá que decidir si los deja en libertad o los encarcela tras escuchar sus testimonios y sopesar las pruebas. Las declaraciones se iban a haber producido ayer, pero se han retrasado porque los investigadores policiales aún realizan pesquisas para completar el atestado, entre las que estarían la comprobación de las grabaciones de las cámaras urbanas y de comercios próximas al paseo marítimo de la playa del Inglés, donde el grupo habría contactado con la menor presuntamente violada, y el análisis de los mensajes que se intercambiaron entre ellos después de supuesto ataque sexual.

La declaración de secreto de las actuaciones impidió que Policía y Fiscalía ofreciesen explicaciones, pero el diario digital 'Canarias Ahora' informó de que los agentes tendrían un vídeo del ataque sexual a la menor grabado por uno de los varones con su móvil. Pese a que se especuló con que la víctima podría haber sido drogada antes del ataque, la menor, ante la Fiscalía, no mantuvo esta acusación, aunque sí explicó que antes había bebido «gran cantidad de alcohol» junto a amigas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos