Eliseo Pinedo, in memoriam

Muchos asistentes saludaron a la familia de Pinedo./Miguel Herreros
Muchos asistentes saludaron a la familia de Pinedo. / Miguel Herreros

La familia del autor del himno de La Rioja recibe el cariño de la sociedad riojana en un concierto-homenaje

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

Primero recibieron una lluvia de besos y abrazos y luego, una gran ovación de un Riojafórum prácticamente lleno. La familia de Eliseo Pinedo, y especialmente su viuda María Teresa Hernández, sintieron ayer el inmenso cariño que les profesa la sociedad riojana en el acto de homenaje al compositor de Zarratón que se celebró anoche para conmemorar el 50 aniversario de su fallecimiento en 1969.

Emocionada, su esposa agradecía a cuantos quisieron acompañarles todo ese afecto. «Ha pasado medio siglo y piensas que la gente se puede olvidar, pero veo que Eliseo dejó un recuerdo imborrable», valoró Hernández, rodeada de sus hijos y nietos.

Con este tributo al maestro Eliseo Pinedo, autor del himno de La Rioja y promotor del actual Conservatorio Profesional de Música de la región, el Gobierno de La Rioja quiso agradecer también en una efeméride tan señalada el que la familia de Eliseo Pinedo haya donado su legado musical del archivo personal, en forma de partituras manuscritas, para que formen parte del patrimonio musical riojano.

«Con este homenaje, La Rioja empieza a pagar una deuda de gratitud y afecto hacia Eliseo Pinedo, autor de una obra maestra que se ha convertido en uno de nuestros signos de identidad e impulsor de la cultura musical riojana», enfatizó José Ignacio Ceniceros, quien aseguró que «vamos a preservar sus partituras manuscritas como un tesoro». El presidente del Gobierno regional acudió a este concierto junto a sus consejeros de Desarrollo Económico y Políticas Sociales, Leonor González Menorca y Conrado Escobar, respectivamente. También asistió el director general de Cultura y Turismo, Eduardo Rodríguez Osés.

Entre el público destacó a su vez la presencia de los exalcaldes de Logroño, Tomás Santos y Julio Revuelta, éste último ahora candidato al Parlamento de La Rioja por el PR+.

El concierto corrió a cargo de nada menos que 200 músicos pertenecientes a la Banda Sinfónica de La Rioja, al Coro CLA Pepe Eizaga, a la Joven Orquesta Collegium Musicum y a La Orden de la Terraza.

Sin duda, el que fuera un 'músico de músicos' se sentiría orgulloso de los frutos que han dado las semillas que sembró durante 47 años de carrera musical. En ese sentido, su viuda incidió en la «preocupación» que siempre tuvo su marido por «democratizar el acceso a los estudios musicales; por permitir que los riojanos pudieran tener una formación profesional en su tierra, en Logroño, sin tener que desplazarse a los conservatorios de San Sebastián o Zaragoza; y por dignificar la profesión de músico, ya que en aquella época no era un trabajo reconocido».