Diego Urdiales cierra hoy su paso por la Feria de Bilbao con toros de Jandilla

Diego Urdiales, en una vuelta al ruedo el año pasado en el coso de Vista Alegre./ANDRÈ VIARD
Diego Urdiales, en una vuelta al ruedo el año pasado en el coso de Vista Alegre. / ANDRÈ VIARD

Cayetano y Paco Ureña, que sustituye a Andrés Roca Rey (que ha cortado la temporada), completan la terna de la corrida de esta tarde

Pablo García Mancha
PABLO GARCÍA MANCHALogroño

Diego Urdiales regresa esta tarde al coso de Vista Alegre bilbaíno para cerrar su paso por las Corridas Generales, que abrió con éxito el pasado martes con una actuación excepcional ante un toro de Zalduendo al que le cortó una oreja de enorme peso. El torero de Arnedo compartirá cartel con Cayetano y Paco Ureña, diestro que sustituye a Andrés Roca Rey (que ha cortado definitivamente la temporada) y que también tiene muchas posibilidades de hacer lo mismo en San Mateo en la corrida del día 23 de septiembre ante toros de Núñez del Cuvillo, con Antonio Ferrera y José María Manzanares en el cartel.

Los toros de la corrida de esta tarde (18 horas, 'Movistar Toros') serán de la ganadería extremeña de Jandilla, uno de los hierros más clásicos de las Corridas Generales vizcaínas. La vacada dirigida por Borja Domecq llega a estas alturas de la temporada con un balance muy positivo aunque con una tarde, la de Pamplona, que llevó la decepción a los tendidos porque la corrida de 2017 fue excepcional. El mejor toro de los lidiados este curso por la vacada que pasta en la finca 'Don Tello', sita en Mérida, fue 'Horroroso', para el que se pidió el indulto con fuerza en las Fallas de Valencia. Diego estaba en aquella corrida, pero el premio se lo llevó Sebastián Castella: «Es el toro que buscamos y que probablemente sea el que marque el futuro de esa casa», relató el ganadero. Unas semanas después llegó el compromiso de la Feria de Abril, de Sevilla, donde jugó otra gran corrida que propició el histórico triunfo de Pablo Aguado. Otro de los grandes carteles de la temporada fue en San Isidro, donde lidió una corrida áspera y exigente en la que sólo Castella escuchó una ovación.

Una de las tardes más importantes de Diego Urdiales en Logroño fue en 2015 ante toros de Jandilla. El de Arnedo cortó tres orejas en una corrida en la que tuvo un espectador de excepción: Curro Romero. El toro al que desorejó para el Faraón se llamaba 'Delicado'. Fue un morlaco muy exigente, manseó en los primeros tercios pero sacó un fondo de casta indómita en la muleta que el torero de Arnedo fue capaz de reducir y después gustarse con él de una manera inolvidable. La plaza enloqueció y coreó ¡torero! ¡torero!, en la que fue una de las actuaciones más importantes de Diego Urdiales en La Ribera.

Una de las corridas triunfales de Urdiales en Logroño fue en el 2015 ante toros de Jandilla

Jandilla ha lidiado con éxito en Valencia, con un toro de bandera y en Sevilla, el día de Aguado

Diego Urdiales tiene de nuevo un gran compromiso en Bilbao, plaza en la que se le espera y en la que ha logrado varios de los triunfos más importantes de su carrera. Su palmarés es impresionante, con tres puertas grandes (dos de ellas consecutivas) y la friolera de 17 orejas desde que debutó en la feria de 2008 y en la que ha lidiado ocho corridas de Victorino Martín.

El cartel lo completan Cayetano y Paco Ureña. El menor de la saga 'Rivera Ordóñez' llega a Bilbao en la temporada más completa de su carrera. Su cúspide la alcanzó en San Fermín, plaza en la que cortó cuatro orejas tras una de las mejores actuaciones de su vida. Está toreando más que nunca y le esperan dos compromisos en La Rioja: el 31 de agosto en la plaza de Calahorra y el 21 de septiembre en el arranque dela Feria de San Mateo. Cerrará la corrida el murciano Paco Ureña, uno de los triunfadores de San Isidro y un torero que perdió un ojo el año pasado en Albacete y que está haciendo una gran temporada.