Consenso pleno en torno al Estatuto del Artista, que propondrá modificar tres leyes

M. L.

Madrid. El borrador del Estatuto del Artista logró ayer el consenso pleno de todas las fuerza políticas. Propone que todas las actividades artísticas soporten un IVA del 10% y puedan compatibilizar el cobro de los derechos de propiedad intelectual con la pensión. Son algunos de los 78 puntos abordados en un texto respaldado por 31 representantes de colectivos profesionales. Plantea la necesidad de modificar leyes como la de IRPF, de Autónomos y de Enjuiciamiento Civil «para llevar la Cultura al siglo XXI».

El próximo jueves se votará en la Comisión de Cultura del Congreso el documento consensuado tras casi año y medio de trabajo de una subcomisión específica creada para dotar al sector cultural «de un modelo legislativo que responda a las necesidades específicas de sus trabajadores».

Fiscalidad, protección laboral y Seguridad Social y compatibilidad de prestaciones públicas con derechos de autor son los tres epígrafes primordiales. Propone que «toda la cadena de valor de la actividad artística pase de tributar del tipo general del (21%) al reducido (10%)», como reivindicaba del sector en los últimos años. También que los trabajadores tributen «según un promedio de sus ingresos de los últimos tres ó cuatro años» y con un límite máximo. Adaptar asimismo la ley de IRPF para que artistas y creadores se puedan acoger a la exención del 30% que contempla la norma para este tipo de ingresos y que ahora «les queda vedada».

El portavoz de Cultura del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, Emilio del Río, aseguró que para su partido es «una hoja de ruta para reconocer las excepcionalidades de la Cultura».

«Se han aparcado las diferencias ideológicas para trabajar por los derechos de los trabajadores de la cultura», se felicitó Marta Rivera de la Cruz, presidenta de la Comisión de Cultura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos