Cavadas rehace la cara a un keniano atacado por una hiena

El doctor Cavadas, junto a Lonunuko, ayer, durante la rueda de prensa. :: efe/
El doctor Cavadas, junto a Lonunuko, ayer, durante la rueda de prensa. :: efe

D. GUINDO

Valencia. «Escuché gritos de una mujer, me acerqué y estaba siendo devorada por una hiena. Intenté defenderla y me atacó también a mí. Me arrancó la cara y los dedos, pero conseguí salvar la vida porque caí en un sitio donde no me podía alcanzar». La tragedia se cebó con Lonunuko hace ya seis años y ahora, gracias a las habilidosas manos del doctor Pedro Cavadas, tiene una segunda oportunidad. El prestigioso cirujano valenciano le acaba de reconstruir el rostro y una mano, por lo que este keniano ya puede comer y trabajar para facilitar el sustento a sus siete hijos. Con lágrimas en los ojos, Lonunuko no encuentra palabras para agradecer la intervención de Cavadas, que ha sido posible gracias al convenio suscrito con el Hospital de Manises.

Así lo relataron ayer ambos protagonistas en el salón de actos del centro hospitalario valenciano. El atroz suceso tuvo lugar en 2012. Después del ataque, la víctima fue trasladada a un hospital de esta zona de territorio Samburu, al norte de Kenia. Le faltaba el maxilar, el paladar, un ojo y un tercio de la cara, por lo que no podía tragar ni hablar y sufría graves daños en la mano. «Allí le hicieron lo que buenamente pudieron», reconoció Cavadas, que ahora le ha devuelto sus funciones básicas tras tres procesos quirúrgicos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos