«Si tienes una canción sólida, la puedes hacer con una orquesta o con una guitarra»

Coque Malla desembarca esta noche en el Arnedo Arena con su 'Irrepetible'. ./F.V.
Coque Malla desembarca esta noche en el Arnedo Arena con su 'Irrepetible'. . / F.V.

Con 33 años de carrera, Coque Malla encabeza hoy la jornada musical del Fárdelej en el Arnedo Arena junto a Messura, Sidecars y César Gallard

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

En el momento dulce que plasma su directo 'Irrepetible', Coque Malla encabeza hoy la jornada musical del Fárdelej Music&Vida de Arnedo.

-Un disco en directo habitúa a cerrar una etapa y abrir otra. ¿Qué significa este 'Irrepetible'?

-No hay que buscarle mucho significado. Yo con mis canciones y la banda con la entrega que está poniendo al proyecto estamos en un momento muy poderoso. La gira de 'El último hombre en la tierra' (2016) fue una maravilla, al igual que su continuación, 'El Santo Tour'. Han sido dos años de conciertos increíbles, con la banda muy unida y en los que salíamos del escenario alucinando. Logramos una conexión con el público que hacía tiempo que no se producía de una manera tan potente. Y había que sacarle una foto a ese momento, pues era irrepetible. Y es un momento muy presente, un rodaje del momento que estamos viviendo ahora, con estas canciones con esta producción, con el cuarteto de cuerdas, la incorporación de arreglos de mi hermano...

«Logramos una conexión con el público que hace tiempo que no se producía tan potente»

«Giramos como una banda de rock sin complejos, pues repasamos todas las etapas de mi carrera»

-¿Tan fuerte el impacto de 'El último hombre en la tierra' y el paso hacia más sonidos, más arreglos?

-Si lo medimos con los discos anteriores, hemos notado algo muy especial con éste. Y no es algo que haya surgido de la nada. Ya empezó a ocurrir con 'La hora de los gigantes' (2009). Tras mi separación de Los Ronaldos, los dos primeros discos fueron raros, 'Soy un astronauta más' (1999) y 'Sueños' (2001). Fueron discos muy personales, que pasaron desapercibidos en una época difícil para la industria. Con 'La hora de los gigantes' comenzó a cambiar, comenzó a venir público, era un disco muy radiable y, al mismo tiempo, sólido y serio... comenzaron a aparecer fans que no eran fans de Los Ronaldos o de Coque Malla, sino de ese disco. Empezó a crecer el público y con 'Termonuclear' (2010) se consolidó el prestigio. Y 'Mujeres' (2014) fue un salto muy importante. Y 'El último hombre en la tierra' fue el petardazo, de éxito y público y también de crítica. Dimos un paso artístico y musical importante, con otros arreglos y armonías que no son habituales en el pop actual español.

-Desde ese sonido, ¿qué formato tiene esta gira que llega a Arnedo?

-Es un concierto de una banda de rock, sin complejos. Teníamos claro que ese sonido era para el disco, un sonido que se fundamentaba en canciones muy sólidas. Si tienes una canción sólida, la puedes hacer con la Orquesta Sinfónica de Praga o con una guitarra. La canción sigue siendo emocionante. Con 'Irrepetible', nos dimos el gusto de poner sobre el escenario por una ocasión ese sonido de 'El último hombre en la tierra'. Y eso lo tuvimos después claro de cara la gira: somos una banda de rock y vamos a hacer una gira de rock. Además, el repertorio cubre muchas etapas y muchos sonidos de mi carrera.

-¿Cómo es el público de un artista con 33 años de carrera?

-Está cambiando. En los últimos 4 años, ha crecido mucho. Hemos pasado de tocar en salas de 500 personas a otras de 1.500. Al crecer, se abre la horquilla y su edad. Suele ser un público entre 25 y 50 años. Aunque empieza a venir mucha gente joven y muchos niños, a quienes sus padres les han hecho fans.

-¿Qué pasó para esa conexión? ¿Para ese aumento de público?

-He hecho canciones diferentes, discos muy sólidos. Eso no quiere decir que los anteriores no lo fueran. Pasó un tiempo de transición desde que dejé Los Ronaldos hasta 'El último hombre en la tierra' en el que la gente no terminó de entender el cambio tan grande que di.

-¿Por qué es músico?

-El arte y la comunicación han estado presentes en nuestra familia desde que nacimos. Nos hemos criado en teatros con mis padres, con lo que hay algo de genético, cósmico y espiritual que se te mete. La música siempre ha estado presente. Hemos escuchado mucha en casa con mi hermano Miguel. Un disco de los Jackson 5 me hizo saltar la necesidad de cantar. Y ya no la abandoné.

-¿Y después de esta gira...?

-Vuelve a surgir el círculo de la vida. Voy a incorporar al guitarrista Toni Brunet en la producción. Miguel y yo ya estamos escuchando bocetos para trabajar este verano-otoño y meternos a grabar en el 2019 y salir con disco nuevo en octubre. Está ya encaminado... estoy contento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos