Una brisa de danza junto al Ebro

Aritz López y Jordi Vilaseca (Proyecto Larrúa) durante la interpretación de 'Ozkol'. :: juan marín/
Aritz López y Jordi Vilaseca (Proyecto Larrúa) durante la interpretación de 'Ozkol'. :: juan marín

El Parque del Ebro acogió ayer la segunda jornada del festival, donde actuaron Proyecto Larrúa, Miguel Ángel Gutiérrez y, de nuevo, Cortés y Aguilera Margen Danza se despide con talleres de yoga y de danzas contemporánea y africana

E. ESPINOSA LOGROÑO.

El parque del Ebro volvió a desplegar su césped bajo los pies de los participantes en el festival Margen Danza, que celebra su tercera edición en Logroño. Ayer tarde lo hizo para Aritz López y Jordi Vilaseca, cuyos cuerpos se apoyan y protegen, incapaces de sobrevivir el uno sin el otro, durante los 15 minutos que dura su coreografía 'Ozkol'. Ellos son Proyecto Larrúa, proceden de Vitoria y, desde el año 2015, aúnan la danza contemporánea y el break dance para investigar y buscar el punto de unión entre lo físico y lo emocional.

Casi camuflados entre el verde del parque, los cuerpos de Aritz y de Jordi se antojaban cuadros plásticos en unos momentos; piezas de un mismo engranaje en otros, pero siempre himnóticos para el numeroso público que se dio cita junto a la chimenea del Ebro. Grandes y pequeños que apuraron las sillas y el propio césped para disfrutar de esta segunda jornada del Festival Internacional de Danza Contemporánea y Naturaleza Urbana.

La actuación de Proyecto Larrúa estuvo precedida por la de Miguel Ángel Gutiérrez y su propuesta 'Y tú... ¿de quién eres?', que si bien era un estreno para Logroño nada tenía que ver con la danza contemporánea. Más bien se trataba de mimo, ya que el gesto y los sonidos articulaban la reflexión propuesta por Gutiérrez sobre la pertenencia al grupo, sobre la búsqueda de nuestro sitio en esta sociedad, algo que no siempre es fácil.

La tercera actuación estaba inicialmente prevista para la artista riojana Laura Armendáriz, quien actualmente es miembro del Ballet de Nuremberg, pero una reciente lesión le ha impedido estar en Logroño. En su lugar volvieron a bailar Jordi Cortés y Miriam Aguilera, quienes el día anterior ya habían presentado 'Ni pies ni cabeza' en la Plaza del Mercado. Su danza inclusiva, que Miriam interpreta con y sin la prótesis que completa una de sus piernas, es una invitación a despojarnos de miedos, complejos y prejuicios, además de una sensual pieza apoyada en la relación (incluso erótica) de los cuerpos.

Junto al embarcadero

Esta edición de Margen Danza, iniciativa que cada año pone marcha el bailarín riojano Samuel Retortillo con el respaldo del Ayuntamiento logroñés, concluye mañana con distintos talleres abiertos al gran público, en el Parque del Ebro (zona próxima al embarcadero). Son gratuitos y los habrá de yoga (a las 12.00 y 19.00 horas), de danza contemporánea (13.00) y danza africana (18.00 horas).

 

Fotos

Vídeos