«Estamos al borde del abismo», asegura Rosa Montero

La escritora Rosa Montero, ayer, en la presentación de 'Los tiempos del odio' :: Víctor Lerena / EFE/
La escritora Rosa Montero, ayer, en la presentación de 'Los tiempos del odio' :: Víctor Lerena / EFE

Denuncia la «involución democrática» y la «fascistización» del mundo en la tercera novela de Berta Husky, su detective replicante

M. LORENCI

Madrid. Rosa Montero salta al año 2110 para contarnos lo que pasa ahora. Lo hace en 'Los tiempos del odio' (Seix Barral), la tercera novela protagonizada por Bruna Husky, su detective replicante, independiente, poco sociable y poderosa «que nos explica el presente desde el futuro». «Vivimos los tiempos del odio, la desesperación, la desigualdad, la injusticia y el cinismo de una forma tan clara que da pavor», denuncia Montero (Madrid,1951). Pinta un panorama desolador en el que el mundo se «fascistiza» a pasos agigantados y la democracia se devalúa hasta colocarnos «al borde del abismo».

Contrapone el amor al odio globalizado y creciente en una novela «que habla de la crisis de legitimidad democrática en un mundo que parece añorar los totalitarismos y los consoladores dogmas populistas». «Somos unos necios y no aprendemos nada del pasado, de modo que estamos en un momento peligroso, de involución democrática, en un mundo sacudido por vientos de cólera, insensatez y retrogradismo», asegura.

Más que pesimista, subraya la periodista y narradora que «estamos en el umbral de una crisis catastrófica», y que «tanto en Europa como en el resto del mundo se vive una fascistización». Le aterra la victoria de Jair Bolsonaro en Brasil. «Seguirá los pasos de Trump y, como él, abundará en ese camino oscuro, antidemocrático y marcado por el odio», vaticina. «Trump y Bolsonaro son los antisistema, no los perroflautas», advierte.

«Estamos al filo del precipicio, al borde del abismo, con los poderes ocultos manipulando a la gente más que nunca y convirtiéndola en peleles», subraya Montero. La ciencia ficción es para ella «una herramienta metafórica muy poderosa para hablar del aquí y del ahora». «No creo en los géneros -advierte- porque se han roto sus paredes en el siglo XXI; lo prueban novelas como esta, que es a la vez ciencia ficción, thriller, novela negra, psicológica, policíaca, de aventuras y de metaficción», enumera. «Cierra un ciclo y es una suerte de apoteosis de todo lo que anticipaba en las dos entregas anteriores», dice aludiendo a 'Lágrimas en la lluvia' y 'El peso del corazón'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos