Bertín Osborne, en las distancias cortas

Bertín Osborne salió puntual al escenario de Riojafórum y rodeado por un grupo de mariachis para interpretar temas de su último disco de rancheras./Jonathan Herreros
Bertín Osborne salió puntual al escenario de Riojafórum y rodeado por un grupo de mariachis para interpretar temas de su último disco de rancheras. / Jonathan Herreros

El cantante ofreció anoche un concierto en Riojafórum ante un público entregado | El también presentador de televisión combinó sus clásicos con nuevas canciones, versiones y confesiones personales

PILAR HIDALGO

Nada más salir anoche al escenario le llovieron los piropos. '¡Guapo!', '¡Tío bueno!' se oyó a un público entregado, compuesto en buena parte por cuadrillas de mujeres, pero también por matrimonios y madres e hijas.

A Bertín Osborne le costó poco meterse a Riojafórum en el bolsillo. Tiró de clásicos de su repertorio, algunos temas imprescindibles en su memoria musical y las rancheras de su último disco 'Yo debí enamorarme de tu madre', que publicó el año pasado.

De hecho, el cantante y presentador de televisión se presentó con puntualidad más propia de otros lares ante un auditorio casi hasta la bandera y acompañado por unos mariachis.

«Llevo 37 años encima de un escenario y eso que empecé de broma», confió al auditorio logroñés

Los sonidos mexicanos jalonaron parte del espectáculo, que Osborne trufó de confesiones personales a través de las que trazó un recorrido por su vida y su trayectoria musical. «Llevo 37 años encima de un escenario y eso que empecé de broma. En mi cabeza siempre pienso que estoy de pasada», le confió al público logroñés, con el que conectó desde el primer minuto y entabló un cálido diálogo hasta el final.

Osborne se declaró fan de Frank Sinatra, del que interpretó 'New York, New York' y 'My Way'

En ese ambiente de camaradería, el artista se arrancó por diversos palos. Lo mismo interpretó una canción en inglés de sus inicios (cuando iba de discoteca en discoteca buscando fortuna musical junto a unos amigos), que puso voz al 'Por debajo de la mesa' de Luis Miguel o al 'Caruso' de Lucio Dalla. De esta última dijo que «es una de las canciones más bonitas de la historia de la música de los últimos 50 años».

En una tierra como La Rioja, se tuvo que tomar una copa de vino tinto antes de cantar a su admirado Frank Sinatra, del que interpretó temas inolvidables como 'New York, New York' y 'My Way'.

Y pese a los carteles aparecidos en las últimas horas por la capital riojana que instaban a no aplaudir a Bertín Osborne por machista, Riojafórum ayer le aplaudió. Y mucho.