Asma infantil asociado a la contaminación del aire

LA RIOJA.

Un estudio realizado en 18 países europeos -entre ellos España- por el Instituto de Salud Global de Barcelona y publicado en el European Respiratory Journal descubre que el 33% de los nuevos casos de asma infantil son atribuibles a la contaminación atmosférica, concretamente a las partículas en suspensión de menos de 2,5 micras, o PM 2,5. Además, un 23% se asocia al dióxido de nitrógeno (NO2) y un 15% se relaciona con el carbono negro (BC). Los datos indican, además, que las recomendaciones de la OMS sobre niveles de partículas contaminantes no protegen suficientemente a niños y niñas, especialmente en el caso del NO2. Por ello, los científicos que han liderado el estudio proponen que los valores máximos permitidos sean revisados a la baja con el fin de hacerlos más apropiados para la protección de los más pequeños.