La cara oscura de las muñecas

La cara oscura de las muñecas

La mujer es reivindicada «como sujeto» y no como objeto en la muestra programada por Cultural Rioja | La creadora multimedia Marisa González presenta 'Registros domesticados (Women)' en la Sala Amós Salvador

J. Sainz
J. SAINZLogroño

'La descarga'. En 1974, tras leer una noticia en un periódico de Washington sobre la represión contra las mujeres en las cárceles chilenas, Marisa González inició un proyecto artístico en el que implicó a sus compañeras y profesoras de la Corcoran School of Art. Les propuso escenificar el impacto de la violencia sobre sus propios cuerpos y hacer fotos. Creó así una serie fotográfica de base performativa, una práctica habitual entonces en los grupos de activismo feminista bajo el lema 'lo personal es político'. Aquellas descargas eléctricas que sufrían las presas de la dictadura de Pinochet lo eran: muy personales y muy políticas.

También es algo personal y rabiosamente política la exposición multimedia a la que pertenece la serie descrita, 'Registros domesticados (Women)', en la Sala Amós Salvador hasta el 3 de noviembre: «Una exposición feminista», como la describe su autora. Marisa González (Bilbao, 1945) es una artista de larga trayectoria y prestigio internacional, pionera desde los años setenta en las nuevas tecnologías de reproducción y comunicación en la creación artística, así como en el arte electrónico. El ecologismo y, como en esta ocasión, la reivindicación de la mujer son dos de los grandes temas que ha desarrollado en su carrera con un compromiso militante. La mujer «como sujeto» y no como objeto.

La exposición

'Registros domesticados (Women)
exposición multimedia de Marisa González
Sala Amós Salvador
hasta el 3 de noviembre
Comisaria
Rocío de la Villa
Produce
Ministerio de Cultura
Programa:
Cultura Rioja

La muestra, según su comisaria, Rocío de la Villa, «brinda la oportunidad de conocer varias series de la primera etapa de la artista durante los años setenta en Estados Unidos con trabajos sobre violencia de género ('Sistemas generativos', 'La mulata y sus máscaras' o la mencionada 'La descarga') y presenta la reflexión sobre la sumisión de los individuos desde la infancia ('Clónicos')».

En trabajos posteriores, «la denuncia de la marginación de las mujeres (en 'Maternidades', 'La Negrona' o 'Son de ellas') y las contradicciones entre los valores de la modernidad y las realidades de la tardomodernidad se expresan en fotografías y vídeos sobre mujeres migrantes en Hong Kong ('Ellas filipinas')».

Serie 'La mulata y sus máscaras' (1975).
Serie 'La mulata y sus máscaras' (1975). / Miguel Herreros

La exposición, producida por el Ministerio de Cultura, fue estrenada en 2015 en el espacio de Tabacalera de Madrid y llega ahora a Logroño de la mano de Cultural Rioja. Una ocasión extraordinaria para conocer el trabajo de una artista pionera como Marisa González, feminista siempre.

«La mujer es el hilo conductor de su obra –dijo la concejala Carmen Urquía al presentarla–. La mujer marginada en una sociedad patriarcal, la mujer migrante, la mujer discriminada en el mundo laboral, la mujer objeto o la mujer que sufre represión en la cárcel. El suyo ha sido siempre un proceso creativo de reflexión, de diálogo permanente entre qué es el arte y qué papel puede desempeñar en el mundo contemporáneo».

Marisa González y la comisaria Rocío de la Villa.
Marisa González y la comisaria Rocío de la Villa. / Miguel Herreros

El papel, por ejemplo, de interpelar al individuo sobre la masificación y la despersonalización, formas de alienación representadas en el material defectuoso que la artista recogió en la fábrica de Famosa en 1986 para su serie 'Clónicos': cabezas, brazos, piernas... piezas de juguetes destinados al aprendizaje de los roles femeninos, convertidas, como tantas mujeres víctimas sociales, en desechos. La cara oscura de las muñecas.

Siete artistas riojanas en paralelo

Siete artistas riojanas van a participar en las actividades paralelas a la exposición de Marisa González organizadas por Cultural Rioja. La artista visual Janire Nájera (11 de septiembre)acercará al público a la documentación fotográfica y al uso de las tecnologías para contar historias. La ilustradora Antonia Santolaya (5 de octubre)presentará su trabajo para el libro 'Feminismo para principiantes', de Nuria Varela. Blanca Ortiga (11 de octubre)contextualizará la obra de Marisa González en el taller 'Reconstruir la mirada:prácticas artísticas y feminismos'. La historiadora Susana de Blas (17 de octubre) explicará el proceso creativo de la misma artista a través de su experimentación con la computación. Las expertas en arte contemporáneo Rosa Gil y Rosa Diego (26 de octubre) realizarán un taller infantil de experimentación de técnicas, 'Fax vs. Internet'. YRosa Castellot (31 de octubre) protagonizará el encuentro 'La mirada de...' (todas las plazas deben solicitarse a través del correo electrónico salaamossalvador@logro-o.org). Además, los sábados (a las 12.30 h.) se han programado visitas comentadas.