El arte de Toni Fejzula ilustra la novela 'Patria' de Aramburu

ISABEL URRUTIA

Hay que disponer del talento y los arrestos del ilustrador hispano-serbio Toni Fejzula Zecevic (Belgrado, 1980) para convertir en novela gráfica una obra como 'Patria'. Y además, asumiendo toda la responsabilidad: dibujo, color y guion. Él lo ha conseguido en año y medio (con el beneplácito pero sin la ayuda de Fernando Aramburu) y los resultados se verán en breve. La editorial Planeta tiene previsto publicar en noviembre la versión en cómic de un libro desgarrador que recrea los estragos del fanatismo etarra en dos mujeres, amigas del alma, a las que terminarán separando el dolor y el odio. Una perderá al marido y la otra lo celebrará. Es el nudo de una historia que abarca 646 páginas en su extensión original.

El formato ilustrado no superará las 265 páginas, costará alrededor de 35 euros y se espera que siga la estela de la novela. Un bestseller del que se han vendido más de un millón ejemplares. El listón está muy alto pero un profesional como Fejzula no tiene miedo escénico. Salta a la pista y actúa. Nada más. Desde 1993 vive en Barcelona, donde se licenció en Bellas Artes, y lleva casi 20 años en la palestra.

Tiene gran capacidad analítica y sentido del ritmo. No le resultó complicado plantear un 'storyboard' de 'Patria'. Necesitaba imágenes potentes que sirvieran de hitos en la narración. «Hay que transmitir emociones; dosificar la intensidad de los colores y jugar con los planos. Es un código distinto al de un texto. No obstante, ambos son disfrutables. Esa es la magia del arte. Me encantaría que la novela gráfica gustara tanto a los que han leído 'Patria' como a los a que no», asegura.