El arte regresa a su cita en Baños

1/
1

La inauguración de las obras será hoy, a partir de las 11.30 horas, con un recorrido guiado que partirá desde el Ayuntamiento La tercera edición del encuentro Bañarte reivindica su cercanía con la artesanía

FÉLIX DOMÍNGUEZ

Baños de Río Tobía. A caballo entre agosto y septiembre, un año más el arte tiene su cita en Baños de Río Tobía, la localidad famosa por su industria chacinera, pero que se está convirtiendo en una referencia para la creación artística.

Desde ayer el encuentro de arte Bañarte se encuentra en plena ebullición y así estará hasta primeras horas de la tarde de hoy, cuando con un almuerzo popular junto al puente que salva el cauce del río Najerilla, se echará el cierre. Pero, como de costumbre, algunas de las obras permanecerán en el municipio enriqueciendo sus calles y paisajes.

Ayer tuvieron lugar un par de visitas guiadas por las distintas propuestas de esta edición, en la que sus organizadores han querido que las intervenciones estén centradas en el arte vinculado a la artesanía. Disciplinas como la poesía, artesanía, pintura, escultura y una performance tratarán de hacer realidad ese objetivo planteado.

La distribución de las propuestas artísticas sirve para realizar un recorrido completo por la localidad

A mediodía, más de medio centenar de personas de todas las edades, se dieron cita en el Ayuntamiento para comenzar el recorrido. Allí se había ubicado la pequeña muestra del trabajo que estaba preparando el artista multidisciplinar Iván Forcadell, que no pudo acudir por encontrarse enfermo, titulado '¿Será Dios una cabra?'.

Más adelante y en la carpintería Zangróniz, se encontraba la propuesta del pintor Jesús Domingo y su 'La calidez del trabajo en la actualidad', con varios cuadros de estilo hiperrealista. De ahí los espectadores, que poco a poco iban en aumento, pasaban a contemplar la creación de El Rincón del Arte y su 'Ciudad de los pájaros', en la que han colaborado los vecinos.

Después llegaba la obra de Maite Pinto, distribuida por tres zonas diferentes de la localidad, titulada 'Construyendo memoria', a base de fotografías de su archivo familiar. Bárbara Grosskopf y su 'Cobijo' ponía con su obra a base de fieltro un eslabón más en la cadena que une al arte con la artesanía. Ya camino del río se encontraba la obra de la pintora María Melero y su 'Bodegón natural', para llegar junto al puente sobre el Najerilla donde el colectivo de artesanos creativos Alma de blues, han instalado 'Arte-Sano'. En la otra orilla, la poeta María Sánchez presentaba su libro 'Almáciga'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos