Arte efímero en el medio rural

Arte efímero en el medio rural
Antonio Díaz Uriel

La exposición 'Arte en la Tierra' se podrá visitar en Santa Lucía de Ocón hasta finales de agosto

Sanda Sáinz
SANDA SÁINZ

Este sábado se ha inaugurado la decimoséptima edición de Arte en la Tierra, una exposición al aire libre que se podrá visitar en los campos de Santa Lucía de Ocón, en las inmediaciones de la ermita del Carmen, durante todo el mes de agosto. Las obras, efímeras, están en campos de cultivo y en una chopera junto al templo. Suponen el cúlmen de la creación de cuatro artistas y conllevan la implicación del pueblo.

Una de las promotoras de esta iniciativa, Rosa Castellot, comenta que «parece un milagro que la genta siga viniendo, interesándose y que continúe subvencionándose, porque, sin ayuda económica, esto no se podría llevar a cabo» y añade: «A los artistas les ofrecemos manutención y alojamiento en la casa rural de Las Ruedas de Ocón y se les da un dinero mínimo, 800 euros para comprar el material, pagarse el viaje. Si no les llega, lo ponen de su bolsillo y lo hacen con tal de participar».

Llegaron el domingo de la semana pasada y comenzaron su trabajo el lunes. Algunos como Víctor Mata Ventura (de Begues, Barcelona)y Claudia Rebeca Lorenzo (logroñesa residente en Bilbao)hicieron visitas previas para elegir el lugar y ver el material de la zona. Manolo González, de Las Palmas de Gran Canaria, y Rubén Martín de Lucas, de Madrid, lo escogieron el lunes.

Este año los cuatro artistas fueron invitados por la organización. En otras ocasiones se seleccionan según los proyectos presentados.

En este tipo de intervenciones siempre hay que solventar alguna dificultad que surge, bien por el climba, por las condiciones del terreno... En esta ocasión hubo que estar pendiente hasta última hora de la obra 'La República', de Martín de Lucas. Necesitaba pacas pequeñas de paja y hoy en día se hacen de tamaño grande que debido a su peso no son manejables. Amenazaba lluvia y eso impediría hacerlas. Al final encontraron un agricultor en Galilea con una máquina que les ayudó a conseguir este tipo de pacas y el agua no cayó.

Precisamente esta construcción de 'La República' sufrió los efectos del viento del viernes y este sábado, que ya estaba todo listo, hubo que reconstruirla para que estuviese lista en la apertura de la muestra.

Esto es lo que no se ve y hace que el esfuerzo realizado, aparte del desarrollo de la idea y la forma de plasmarla, sea todavía más interesante y digno de valorar.

Claudia Rebeca Lorenzo trajo piezas elaboradas en la intimidad de su estudio y aquí creó otras relacionadas con el terreno (utilizando la tierra como molde). Establece un diálogo entre ambas y fue lo primero que se vio ayer.

Más

«'La República' tiene un componente filosófico y de relación del hombre con el territorio. El artista pasó 24 horas sin salir de ahí, se le llevó alimento y nada más. Realizó grabaciones y fotografías de ese tiempo y en el pueblo puso en marcha acciones con los vecinos sobre el tema de las fronteras y de la burocracia», comenta Rosa. Ayer se proyectaron esas imágenes y vídeos en la ermita (esta proyección solo se realizaba en la apertura).

Víctor Mata ha construido dos muros triangulares, encajando las piedras, sin argamasa. Entre ellos, al fondo, se vislumbra la iglesia del pueblo. Se quiere llamar la atención sobre este símbolo destacado del casco urbano. Manolo González trabaja siempre en espacios urbanos y por primera vez interviene en el medio rural. Ha querido traer su mar al interior y dar forma, con hierro corrugado, a una pieza con movimientos ondulantes que representa una ola que rompe contra el terruño.

Tras el recorrido de apertura de 'Arte en la Tierra' hubo un apertivo en la piscina.

El equipo de 'Arte en la Tierra' encarrila ya la próxima edición

El equipo de 'Arte en la Tierra', que ya tiene encarrilada la próxima edición, está formado por los creadores de la iniciativa, Félix Reyes (labor de campo)y Rosa Castellot (comunicación), Susana Baldor (coordinadora) y cuatro de los cinco artistas de la primera convocatoria del 2003: José Carlos Balanza, Carlos Rosales, Óscar Cenzano y Demetrio Navaridas (se alternan en la realización de la edición gráfica, diseño y fotografías del catálogo). Todos son comisarios de la exposición. Además, Florentino San Miguel, agricultor de Santa Lucía, se ha convertido en una pieza clave para la organización.