Urdiales desembarca en Lima

Un momento de la histórica faena de Diego Urdiales, el pasado domingo en La México, al toro de Bernaldo de Quirós. :: EFE/Mario Guzmán/
Un momento de la histórica faena de Diego Urdiales, el pasado domingo en La México, al toro de Bernaldo de Quirós. :: EFE/Mario Guzmán

El riojano actúa hoy en la plaza de Acho ante toros españoles de La Quinta

LOGROÑO.

Con el sabor de la faena más importante de su vida en el recuerdo, Diego Urdiales actúa hoy en la plaza de toros de Acho (Lima) ante toros españoles de La Quinta, con el sevillano de Gerena Daniel Luque y el peruano Juan Carlos Cubas como compañeros de terna. El diestro riojano regresa a una plaza en la que ya presentó como novillero en 1997, con Alberto Huerta y el propio Juan Carlos Cubas.

«Me encuentro muy feliz», señala el torero de Arnedo desde Lima. «Ha sido una de las actuaciones más importantes de mi vida y noté una forma de dar los olés por parte del público que me llegó al alma. Esa era la pasión mexicana que tantas veces había visto en la tele, que me habían contado, pero que cuando la sientes en tus propias carnes no se puede cambiar por nada. Era impresionante sentir aquello». Diego Urdiales se muestra muy contento por la repercusión que ha tenido su magnífica obra: «Estoy feliz, no te puedo decir otra cosa. He sentido cosas muy grandes y espero volver pronto a La México porque es una plaza distinta a todas». Al respecto, la empresa del coliseo capitalino ya ha anunciado la contratación del riojano para sustituir a José María Manzanares en la corrida del próximo domingo día 29 de noviembre. «Sé que también hay conversaciones para torear en Querétaro esta misma semana, pero son cosas de mi apoderado. Yo me mantengo al margen», subraya el torero.

Los toros de La Quinta están desde finales del mes de octubre en Perú después de atravesar el océano desde Sevilla a bordo de un avión DC-10 de la compañía canadiense K-F Cargo, en el que viajaron con destino al país andino junto al resto de las ganaderías de la feria del Señor de los Milagros. En total volaron 24 astados de las divisas de Miura, Zalduendo y Daniel Ruiz.

La última vez que Urdiales actuó ejemplares de esta ganadería fue hace dos temporadas en el coso francés de Vic-Fezensac, donde cuajó al imponente toro 'Bolero' y logró todos los premios de la feria gala.

La divisa de La Quinta es uno de los principales exponentes del toro de Santa Coloma en las grandes ferias. Ha tenido un gran auge, especialmente en las novilladas de los ciclos taurinos más importantes, como Arnedo. La familia Martínez Conradi ha conseguido animales con un trapío considerable y con grandes dosis de nobleza y emoción.

Monumento histórico

La plaza de Acho está como monumento histórico y se ubica junto al centro histórico de Lima, en el distrito del Rímac. El coso fue inaugurado el 30 de enero de 1766, durante el gobierno del virrey Manuel de Amat y Juniet, y toma su nombre del cerro en el que se aposenta. Es una de las más antiguas del mundo y afora más de 14.000 espectadores. El cartel de la corrida inaugural lo integraron Pisi, Gallipavo y Maestro de España. El primer toro lidiado fue Albañil Blanco, con divisa caña y rosado, de la hacienda Gómez de Cañete, propiedad del burgomaestre limeño, Agustín de Landaburu. A esta primera corrida de toros asistió el virrey Manuel de Amat y Juniet. A pesar de estar construida a base de adobe y madera, ha sido capaz de sobrevivir a los diferentes terremotos que ha sufrido la ciudad de Lima desde su construcción en el siglo XVIII.