El inglés, de bodegas a hospitales

Un grupo de turistas atiende la explicación en inglés en la Bodega Marqués de Cáceres. /
Un grupo de turistas atiende la explicación en inglés en la Bodega Marqués de Cáceres.

El dominio del idioma ya supone una herramienta imprescindible en un amplio abanico de profesiones

SERGIO MARTÍNEZ LOGROÑO.

El inglés es el idioma universal, el vehículo principal de comunicación como herramienta indispensable en el mundo laboral. Y es que además ser algo obligado para aquellos que buscan nuevas oportunidades en otros países, el inglés supone, de una forma cotidiana, un requisito para muchas profesiones dentro de nuestra propia comunidad.

Una de las conexiones más importantes de La Rioja con el resto del mundo es el turismo del vino. Las bodegas riojanas reciben a lo largo del año a numerosos visitantes curiosos por conocer la riqueza y la cultura vitivinícola que ofrece la región. Una creciente demanda en la que el inglés se convierte en una oferta obligada. 'Marqués de Cáceres' ha sido una de las últimos bodegas en abrirse al enoturismo y desde el primer momento prepararon los audiovisuales así como las visitas para este idioma. «Somos una bodega que está presente en más de 130 países, por lo que esto es algo que muchos clientes nos reclamaban y que debíamos ofertar», explica Leticia Ruiz.

Ella es una de las encargadas de enseñar la bodega en inglés con naturalidad y soltura, y es que los turistas foráneos suponen para 'Marqués de Cáceres' «aproximadamente la mitad» de sus visitantes, focalizados en los días entre semana. Supone una buena muestra de como el inglés se integrado en las bodegas riojanas no sólo como idioma de negocios, sino también de la mano del enoturismo.

La medicina es otro campo profesional en el que el inglés influye quizá no de manera directa, pero sí como una herramienta que debe dominarse para estar al día en el ejercicio de constante evolución que viven los médicos. Estudios, revistas, investigaciones, material de consulta... El inglés es el idioma académico por excelencia, aquel en el que se publican en un primer momento los más importantes avances. La doctora Inmaculada Martínez Torre, presidenta del Colegio de Médicos de La Rioja, explica lo que supone este idioma en su profesión: «A nivel científico el inglés es básico, un punto fundamental en el trabajo y formación de cualquier médico. Calculo que el 70% de los colegiados en La Rioja controla el inglés científico, mientras que entre los médicos en formación el porcentaje es casi absoluto».

Martínez Torre recuerda la mayor complicación «para los médicos que bachilleres con francés», pero destaca la creciente importancia que la formación de inglés está experimentando: «Aquel que estudia medicina sabe que el inglés es una herramienta necesaria, igual que tener conocimientos en nuevas tecnologías». Precisamente, la inmediatez bibliográfica que otorga internet obliga a manejarse en el idioma global, así como a la hora de viajar a congresos en el extranjero. El estudio deber ser constante, por lo que el Colegio de Médicos de La Rioja ofrece cursos de inglés a lo largo del año en distintos niveles para sus colegiados.

Inglés para maestros

Y es que la formación del inglés sigue siendo una carencia en nuestra educación, pero lo que los profesores especialistas en esta lengua son cada vez más demandados. Nacho García estudió la Diplomatura de Magisterio justo antes de la entrada en vigor del Grado y explica las carencias que observó: «La formación era mínima, con poca exigencia, un par de asignaturas más enfocadas a la didáctica que al idioma y unos contenidos muy bajos». Hace unos meses Nacho viajó a Irlanda para realizar un curso al final del cual obtuvo el 'First Certificate', consciente de que «la demanda de maestros que dominen el inglés ha aumentado de forma considerable», especialmente con la «entrada de las líneas bilingües en las escuelas de educación primaria, primando la contratación de maestros en posesión de un título B2 o superior».

Un ejemplo de esta demanda es la reciente convocatoria extraordinaria urgente en Andalucía para cubrir posibles sustituciones en la especialidad de 'Inglés' por falta de interinos, un caso similar al que, recuerda Nacho García, «ocurrió en La Rioja en el 2010». Desde la base de la formación se necesitan especialistas para que nuestro inglés, ya presente en todos los ámbitos del mercado laboral, siga mejorando.