La torre de Briones continúa abierta al público tras el fallecimiento de una turista

Imagen de la torre del Homenaje del castillo de Briones. :: j.l./
Imagen de la torre del Homenaje del castillo de Briones. :: j.l.

La alcaldesa reconoce que analizarán la seguridad del lugar «con calma y tranquilidad»

JÖEL LÓPEZ

Los restos de la torre del Homenaje del antiguo castillo de Briones permanecen abiertos para que los visitantes puedan subir y disfrutar de las vistas de la localidad riojalteña después de que el lunes una turista madrileña de 72 años falleciera tras caerse al vacío.

Según fuentes municipales, el recinto no fue precintado ni clausurado en ningún momento después de que las autoridades acudieran al lugar para realizar la investigación pertinente.

La alcaldesa de Briones, María del Carmen Ruiz, reconoce que analizará la seguridad del recinto «con calma y tranquilidad» aunque también aseguró el mismo día del accidente fatal que «nunca había pasado nada parecido». Ruiz no ha querido poner fechas a esta revisión.

Aunque no ha trascendido el informe realizado por la policía judicial que se personó en la torre de Briones tras el suceso, todo apunta a la imprudencia de la víctima como principal desencadenante del accidente.

La tragedia ocurrió el pasado lunes a primera hora de la tarde. Según cuentan los testigos del accidente la mujer habría ascendido por la escalera metálica de caracol que sube por el interior de lo que queda de la torre del homenaje del castillo.

Cuando llegó a lo alto, según los mismos testigos, la mujer saltó una valla metálica, encaramándose al muro en lo alto de la torre. Al ser alertada del peligro tanto por otros viajeros como por vecinos del municipio que estaban en el lugar, la mujer intentó volver sobre sus pasos, momento en el que tropezó y cayó al vacío por la parte exterior de la torre.

El castillo de Briones es uno de los elementos más visitados de la localidad brionera, que acaba de celebrar sus jornadas medievales, ya que sobre el mirador de la torre del Homenaje se tiene una impresionante vista de una parte del municipio y del resto del paisaje riojalteño. El edificio militar se derrumbó en 1940 dejando tan solo tres paredes de la torre.

 

Fotos

Vídeos