Terroba acusa a Soto de «mentir» sobre la pista hacia Treguajantes

Íñiguez (en el centro, con camisa blanca), apoyado por vecinos e hijos de Terroba, ayer en Logroño. :: /Pilar Hidalgo
Íñiguez (en el centro, con camisa blanca), apoyado por vecinos e hijos de Terroba, ayer en Logroño. :: / Pilar Hidalgo

El alcalde terrobeño acusa al regidor soteño de tener «interés electoral» en realizar unas obras sin «importarle la seguridad»

P. H.

En la misma ubicación (Casa de los Periodistas en Logroño) y con idéntica puesta en escena (rodeados de vecinos e hijos del pueblo), el alcalde de Terroba, José Antonio Íñiguez (PR+), contestó ayer en rueda de prensa a la denuncia pública que realizó su homólogo del municipio vecino de Soto en Cameros, Pedro Cristóbal (PP), hace quince días en torno a la adecuación de la pista de acceso a la pedanía soteña de Treguajantes y que pasa por el término de ambos municipios, por lo que necesita de la autorización de sendos consistorios.

Íñiguez acusó al primer edil de Soto de «mentir» y de guiarse únicamente por el «interés electoral» para llevar a cabo esta obra.

El alcalde de Terroba señaló que cuando se les presentó el proyecto de mejora del camino actual, que reconoció que está en «malas condiciones», observaron que «no se contemplaba ampliar la plataforma actual» que concretó que «en varias zonas no llega a los cuatro metros».

«No caben dos coches», remarcó, por lo que insistió en que supone «un peligro potencial en días de niebla o nevadas» en esta zona de sierra con pendientes del 14%. Así, expuso que, «pese a no ser el promotor de la obra, redactamos un documento», en el que quedaban reflejadas «las zonas peligrosas que no se protegen con biondas u otros elementos».

«Ni el Ayuntamiento de Terroba ni los vecinos (Terroba es un Concejo Abierto) se oponen a la obra, lo que hacen es velar por la seguridad de los usuarios de la vía», aseguró Íñiguez, quien también afirmó que el alcalde de Soto no se ha puesto por ningún medio en contacto con él para solicitarle el permiso de su Consistorio. «No le importa la seguridad, parece que sólo le interesa electoralmente decir que se ha hecho la obra en su mandato», añadió.

Asimismo, el primer edil de Terroba refutó que el convenio que Soto ha suscrito con el Gobierno de La Rioja para acometer la actuación (por ahora en su jurisdicción) le vaya a salir gratis a su Ayuntamiento, como alegó Soto. «En una carta firmada por el consejero Cuevas en agosto del 2018 solicita que Terroba comparta los gastos con aproximadamente 19.000 euros», sostuvo con la carta encima de la mesa. «Evidentemente la mejora del camino de Treguajantes es beneficiosa para todos, pero no constituye una prioridad de inversión para este ayuntamiento», defendió.

Íñiguez acusó, asimismo, al consejero de Fomento, Carlos Cuevas, y a la directora general de Política Local, Raquel Sáenz, de mantener una actitud «chantajista, prepotente y caciquil» hacia su Consistorio, al «condicionar la firma de un convenio para la ejecución de viviendas sociales en Terroba a la entrega de la autorización firmada para las obras del camino de Treguajantes».

Íñiguez dijo quedar «a la espera» de que Cuevas suscriba el convenio de las viviendas sociales y que asuma las medidas de seguridad planteadas para la pista, tras lo que su ayuntamiento autorizará estos trabajos en su término. El alcalde de Soto replicó ayer que esta semana la Consejería de Fomento ha enviado el citado convenio a Terroba, pese a lo cual tampoco han obtenido el permiso.