«El silencio es muy necesario en esta vida», asegura Castroviejo

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Ezcaray

«El silencio es muy necesario en esta vida, vivimos con tanto ruido que nos sienta bien salir al monte y disfrutar de la naturaleza», explicó ayer en su sermón durante la misa en el San Lorenzo José Castroviejo. El sacerdote recordó al fallecido montañero ezcarayense Javier Valgañón, recomendó la exposición 'Mons Dei' de Aguilar de Campoo y señaló la relación de Jesús con la montaña, con el monte Sinaí: «El monte es un lugar de encuentro con el señor y la naturaleza. En el monte predicó Jesús y en el monte murió».

Castroviejo definió al patrón de Ezcaray como «el santo del buen humor» y él mismo hizo gala de lo mismo. Con la ayuda de un niño llamado Diego ejemplificó el buen deber con una guirnalda de fiesta: «Vivimos cuatro días, así que vamos a intentar hacerlo lo mejor que podamos». «La Sierra de la Demanda es tierra de santos», aseguró. Y allí, en lo alto de esa cordillera, con la custodia de la Virgen de Valvanera y de San Lorenzo, lo cierto es que el mundo parece un lugar mejor.

 

Fotos

Vídeos