El subinspector jefe de la Policía Local acusa a Barrón de intentar prevaricar

Demetrio Sáez de la Maleta. :: j.r./
Demetrio Sáez de la Maleta. :: j.r.

Sáez de la Maleta denuncia que el concejal pretendió quitar multas cuando era responsable del Cuerpo, afirmación que el edil niega

Javier Albo
JAVIER ALBOSanto Domingo

El subinspector jefe de la Policía Local, Demetrio Sáez de la Maleta, ha acusado al actual concejal no adscrito, Carlos Barrón, de «prevaricación» en la anterior legislatura, cuando fue responsable municipal del Cuerpo.

Según la intervención que el jefe policial enmarcó tras el último pleno, en el turno que se concede al público, «en la primera reunión que tuve con este concejal me ordenó que le pasara todas las multas», periódicamente y antes de tramitarlas. «Le pregunté que para qué y me dijo que era cosa de él, que era el concejal», recordó Sáez de la Maleta, que acató la orden. «Cuando a la semana siguiente me llama para que me las lleve, cuál es mi sorpresa al ver que hay unas 12-14 denuncias apartadas y me dice que, esas, fuera». «Eso es prevaricar», contó Sáez de la Maleta que le contestó y que fue a hablar con el entonces alcalde, Javier Azpeitia, para decirle que no iba a obedecer esa orden, «me la dé quien me la dé», y que en la siguiente remesa de multas mandaría una copia también a la Fiscalía. «¿Para qué?, me preguntó. Le dije que para que les inhabilitaran a los dos». No se llegaron a quitar las multas.

El subinspector jefe afirmó que Barrón «dividió y manejó a toda la Policía, porque se quiso sentar en mi silla». A la vista del cariz que habían tomado las cosas -relató-, los «estragos», tres años después pidió reunirse con el equipo de Gobierno. «Les expliqué lo que había y Barrón dijo que era mentira todo, pero cuando presenté las pruebas por escrito al alcalde le retiraron como concejal de Policía y pusieron a Pedro Abeytua».

Aquellos barros trajeron estos lodos de animadversión, según Sáez de la Maleta, que se siente moralmente vapuleado por el concejal al haberle puesto en el foco de la trama corrupta Enredadera, cuando no hay absolutamente nada contra él, no se le investiga ni ha sido citado por ninguna instancia, habiendo comparecido en varias a petición propia, apuntó. Por ello, Sáez de la Maleta siguió diciendo que «si yo quisiera echarles porquería encima (a los corporativos) no tendría más que decir lo que se oye por la calle o en el Ayuntamiento». A renglón seguido se dirigió a Barrón para indicar que, por ejemplo, había oído cosas sobre supuestas irregularidades en la adjudicación del servicio de poda 2011 a la oferta más cara, que se correspondía con la empresa patrocinadora de su equipo de fútbol-sala, o sobre supuestos apaños en las bases para encajar a una amiga suya en otra firma a la que se adjudicó la gestión del centro de interpretación. A sus manifestaciones acompañaba frases del tipo «es lo que se dice por ahí, yo no sé si será cierto» o «me cuesta creerlo, cómo va a hacer eso un concejal». También abogó por crear una comisión de investigación -como pedía el edil- «pero para estudiar estos temas que he dicho y otros», matizó. «Está pidiendo 'limpieza' (por Barrón), pero para eso hay que estar limpio», añadió.

Barrón respondió ayer que la insinuación sobre la adjudicación del servicio de poda cuestiona la profesionalidad de la secretaria e interventora, «cuando lo cierto es que han cumplido rigurosamente con la legalidad del pliego y la Ley de Contratos». Además, dijo que él no fue concejal de Obras y Servicios hasta el 2014 y aseguró que la obra se adjudicó a la empresa más barata. Respecto al contrato con la empresa de turismo, indicó que la subrogación del personal fue «el resultado de la aplicación de la norma y de los propios pliegos».

Control de las multas

Por otra parte, Barrón rebotó hacia Sáez de la Maleta la acusación recibida al hablar de «la mala práctica del jefe de la Policía de quitar multas, lo que podría ser constitutivo de delito» y dijo que, por ello, cuando entró de concejal , «se incluyó un sistema de control y coordinación entre las denuncias realizadas por la Policía y la Tesorería del Ayuntamiento, a fin de que se pudiese verificar el cobro de todas las multas impuestas».

Al igual que en el pleno, Barrón pidió al alcalde que aclare «si realizó alguna gestión para que una empresa vinculada a la trama contratase a un familiar» de Sáez de la Maleta, algo que este último y el regidor ya rechazaron en la misma sesión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos