Santo Domingo une su voz a la municipalización del castillo de Davalillo

Sanasensianos y calceatenses, a los pies del castillo. /Javier Albo
Sanasensianos y calceatenses, a los pies del castillo. / Javier Albo

Medio centenar de calceatenses apoyaron a los vecinos de San Asensio, que reclaman que el Ayuntamiento compre la fortaleza

Javier Albo
JAVIER ALBOSanto Domingo

Medio centenar de miembros de la asociación 'Me Gusta Santo Domingo' se trasladaron ayer a San Asensio para disfrutar de sus paisajes y de su patrimonio y, además de eso, para apoyar a los vecinos que demandan la municipalización del castillo de Davalillo. Los calceatenses sufren una situación algo parecida con sus murallas, parte de las cuales se encuentran en ruina sin que llegue el dinero para su intervención, y, por ello, quisieron sumarse a quienes demandan que la fortaleza pase a manos del Ayuntamiento y que no se privatice, para, posteriormente, intentar afrontar su recuperación y convertirlo en un recurso más abierto a la localidad y a toda La Rioja.

Esto es posible, explicó a la asociación la portavoz de la Plataforma por el Castillo, Ana Parra, después del optimismo que les han infundido las conversaciones mantenidas tanto desde el Gobierno de La Rioja como de la Delegación del Gobierno, pero, primero, el Ayuntamiento debe comprar el castillo. El precio rondaría los 70.000 euros e incluye el yacimiento arqueológico sepultado bajo las laderas del mismo, correspondiente al antiguo pueblo. «Ello -dijo Parra- permitiría a los sanasensianos seguir disfrutando del castillo igual que ahora, pero, además, tratándose de un punto turístico muy importante para toda La Rioja, a medio y largo plazo, con un plan director, tenemos algunas ideas para poner a San Asensio y La Rioja en el mapa mundial».

Asun Ruiz añadió que «nuestras raíces vienen de aquí, de Davalillo, hacemos a él dos romerías al año y es algo tan entrañable y tan nuestro que intrínsecamente forma parte de la gente de San Asensio». Tienen claro que la localidad debe apostar por hacerse con él y restaurarlo, algo que resumieron en el grito «¡El castillo, para San Asensio!», que sanasensianos y calceatenses lanzaron junto a la ermita de Santa María. La marcha de la asociación 'Me Gusta Santo Domingo' se completó con una visita al monasterio de La Estrella, guiada por el religioso José María Ruiz Corcuera, y con un almuerzo en el merendero vecinal situado junto a la ermita, para el que los anfitriones obsequiaron a los caminantes con clarete de la Bodega San Cebrín.

 

Fotos

Vídeos