Santo Domingo escancia el espíritu

El comisario de la muestra, Eduardo Díez, guía a los participantes en la inauguración. :: albo/
El comisario de la muestra, Eduardo Díez, guía a los participantes en la inauguración. :: albo

La exposición 'El vino como valor religioso' abre sus puertas en San Francisco

Javier Albo
JAVIER ALBOSanto Domingo

El vino y la religión se dan la mano en la exposición inaugurada ayer en el claustro alto del calceatense convento de San Francisco, que es reflejo, a través del arte, de la estrecha relación que históricamente ha existido entre ambos.

La muestra, denominada 'Espíritu del vino. El vino como valor religioso', se nutre de un centenar de obras del Museo Vivanco de la Cultura del Vino (Briones), que ya montó una similar hace años en Santiago de Compostela, enriquecida ahora con otras ocho de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño.

Algunas de las obras se muestran por vez primera al público, en un recorrido expositivo que pone sobre la mesa el encuentro que el vino facultó entre lo sagrado y el hombre a partir de que este asoció el caldo de la vid a determinados ritos, sacrificios, experiencias o mitos.

En ese objetivo, la exposición abarca diversos hitos de la historia: 'Del Tigris al Niño, el vino de dioses y reyes', sobre las antiguas creencias de Oriente Medio y Antiguo Egipto; 'El néctar de los dioses, el vino como alimento sagrado', sobre la estrecha relación del vino con algunos aspectos de la mitología gregorromana; 'La viña de Yahvé, el vino de la promesa', que incide en el valor del vino en la religión judía', y, por último, 'De Caná a Emáus, el vino de la Nueva Alianza', acerca de la presencia de la vid y el vino en los textos sagrados y ritos cristianos.

La muestra, de la que es comisario Eduardo Díez Morrás, se enmarca en la conmemoración del Milenario y Año Jubilar Calceatense y reunió en su inauguración, entre otros, al obispo, Carlos Escribano; al director general de Cultura y Turismo, Eduardo Rodríguez Osés; al alcalde, Agustín García Metola; al director de la Bodega Vivanco, Santiago Vivanco, y al abad Francisco José Suárez.

Podrá visitarse hasta el 30 de junio, de lunes a domingo de 10 a 14.30 y de 16 a 19.30 horas.