El PP de Santo Domingo critica que el PSOE lleva tres meses sin contestar a sus preguntas

El edil del PP, David Mena. :: albo/
El edil del PP, David Mena. :: albo

David Mena dice que «debiera de sonrojarles, porque se vendieron como un gobierno transparente y la práctica no tiene nada que ver con la realidad»

J. ALBO

El Grupo Municipal del PP en Santo Domingo critica en una nota que el equipo de gobierno socialista lleve tres meses sin dar respuesta a las preguntas que plantean en los plenos ordinarios.

«Se nos está haciendo caso omiso, a nosotros como concejales y a todos los calceatenses a los que representamos», critica el portavoz, David Mena, que afirma que en los dos últimos plenos han planteado 30 preguntas «y nos han contestado vagamente a dos»: en un caso sobre la falta de información al vecindario sobre una avería de agua, y en otro, la no dación de respuesta a sus preguntas de julio, que, como en el bote del famoso concurso, pasan a acumularse a las de septiembre.

El edil enumera que, entre las preguntas planteadas figura la situación del conserje de las escuelas; el pago del «famoso» bombo adquirido por la banda de música o la habilitación urgente de una partida para la contratación de profesorado para la escuela de música. «Nada sabemos de las respuestas», indica Mena, que enumera más interpelaciones con la callada por respuesta: el «mal y a veces nulo» suministro de sillas para actuaciones musicales en el verano; el «mal estado» de los setos en las piscinas o del paseo de Los Molinos; la suciedad en las calles; la «mala gestión» respecto al hermanamiento con Winnenden; la situación de las subvenciones deportivas 2017/2018 y del puesto de archivera, vacante por baja desde hace tiempo, o «la multa de 3.000 euros al Ayuntamiento por exceso de tonelaje en un vehículo». Otros temas han sido la obra del Corregimiento, los reparos a las facturas de la ludoteca y la oficina de turismo; el derribo del antiguo cuartel; la iluminación de la avenida de Nájera o la terminación de la calle La Puebla.

«Debiera de causarles sonrojo, sobre todo porque vendieron ser un gobierno transparente al ciudadano, y vemos que la práctica nada tiene que ver con la realidad, sino al revés», censura Mena. «Si ya es dificilísimo acceder a la Alcaldía por el ciudadano, que no se contesten a las preguntas de los concejales en los plenos cuando se ha vendido ser un gobierno abierto al debate nos parece una verdadera tomadura de pelo».

 

Fotos

Vídeos