Santo Domingo completa su oferta con exposiciones

Vino y religión. Detalle de una de las piezas de la exposición 'Espíritu del vino. El vino como valor religioso', que puede visitarse en el claustro alto del convento de San Francisco. /
Vino y religión. Detalle de una de las piezas de la exposición 'Espíritu del vino. El vino como valor religioso', que puede visitarse en el claustro alto del convento de San Francisco.

El Milenario y Año Jubilar enriquecen las visitas a la ciudad con diversas muestras ya en marcha, a las que se sumarán más en los próximos meses

J.ALBO

Santo Domingo de la Calzada ha iniciado el Milenario del nacimiento de su patrón, Domingo García, y, derivado de ello, el Año Jubilar concedido por la Santa Sede. La conmemoración conlleva numerosas citas para convertir a la ciudad en una referencia religiosa, pero también cultural y turística. El objetivo de los promotores de la celebración, principalmente la catedral, con la colaboración del Gobierno de La Rioja, y en menor medida del Ayuntamiento, es llenarla de un contenido que atraiga a vecinos y visitantes, finalidad que ya ha comenzado a perseguirse con el montaje de las primeras exposiciones que hay programadas para los próximos ochos meses y medio.

Alguna de ellas refunde en sus fondos la religiosidad propia del especial periodo de Gracia que atraviesa la ciudad, el segundo de la historia de la Diócesis y los dos en ella. Se trata de la muestra 'Espíritu del vino. El vino como valor religioso', que muestra, principalmente a través del arte, la milenaria relación que ha habido entre ambos. Lo demuestran un centenar de obras, cedidas temporalmente por el Museo Vivanco de la Cultura del Vino (Briones), que se completa con otras ocho piezas de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño. Todas ellas se reparten en un itinerario histórico, con cuatro apartados. 'Del Tigris al Nilo, el vino de dioses y reyes', sobre las antiguas creencias de Oriente Medio y Antiguo Egipto; 'El néctar de los dioses, el vino como alimento sagrado', acerca de la mitología grecorromana; 'La viña de Yahvé, el vino de la promesa', que incide en el valor del vino en la religión judía, y, por último, 'De Caná a Emaús, el vino de la Nueva Alianza', acerca de la presencia de la vid y el vino en los textos sagrados y ritos cristianos. La exposición se aloja en el claustro alto de la iglesia de San Francisco y puede visitarse de 10 a 14.30 y de 16 a 19.30 horas, todos los días (entrada única, 3 euros).

En la planta baja del claustro, que por sí solo merece una visita, puede verse también la exposición 'El nuevo canal de Panamá', que muestra fotografías realizadas durante la construcción del tercer juego de esclusas de la que es una de las obras civiles más emblemáticas de la historia, y del proyecto ya finalizado.

Los milagros... de Playmobil

Por otra parte, el principal templo de la ciudad, la catedral, acoge dos exposiciones, que pueden visitarse de lunes a viernes de 9 a 20 horas; los sábados de 9 a 19 horas, y los domingos de 9 a 12 y de 14 a 20 horas (entrada normal 6 euros y varios tipos de reducida). Una, pensada en los más pequeños y en sus padres, porque muchos jugaron con los más de 2.000 muñecos que la componen, es la titulada 'Vida y milagros de Santo Domingo de la Calzada', diseñada por Aesclick-Playmóbil. La otra lleva por título 'Fragilidad humana' y es su autora Teresa Peña, considerada una de las máximas representantes en la fusión del arte contemporáneo y la fe cristiana, que falleció en el año 2002. Además de la visita obligada al resto de la catedral, merece la pena hacer un alto en la 'nueva' cripta, cuyas paredes han sido revestidas con los mosaicos del artista internacionalmente reconocido Marko Rupnik, cuya mano también está detrás del rosetón, la 'Puerta del Perdón' y el arca que contiene las reliquias del Santo.

De la torre a la cárcel

Otra de las posibilidades que la ciudad ofrece actualmente es la exposición de relojes y campanas que puede visitarse en la torre exenta, donde, si las piernas se lo permiten, es muy recomendable subir hasta el campanario y disfrutar de sus privilegiadas vistas. La muestra brinda, a través de paneles informativos y numerosas piezas, las diferentes formas de medir el tiempo a lo largo de la historia, cómo se fabricaban las campanas, sus clases, etc. La entrada cuesta 2 euros.

Además, quien visite Santo Domingo de la Calzada no debe irse sin conocer el Corregimiento de Rioja, en la plaza de España, en cuya planta baja se encuentran las celdas de la antigua Cárcel Real. Algunas de ellas conservan, tras la rehabilitación realizada, grafitos antiguos hechos por sus inquilinos. El patio al que se les permitía salir a airearse está lleno de inscripciones. El edificio, con acceso libre, puede visitarse de miércoles a sábado de 10.30 a 14 y de 16 a 20 horas, y los domingos de 11 a 14 horas. Brinda visitas guiadas los sábados, a las 12 y 18 horas, y los domingos a las 12 horas.

En los próximos meses abrirán sus puertas otras exposiciones: 'Santo Domingo el Ingeniero del Camino', con fondos de Cedex y Cehopu y entidades afines a los Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (julio, agosto y septiembre); 'Camino de Santiago en La Rioja: obras y cuencas mineras', de los Ingenieros de Minas de España (octubre, noviembre y diciembre); 'Dominicus' (de agosto a octubre); diversos belenes (diciembre y enero); 'Grabados de Goya' (fechas por concretar), y, de momento, otras de David Caballero, Cristino de Vera y Antonio Oteiza, estas dos últimas, antológicas.