¿Por qué no se quemó a la Riojanita?

¿Por qué no se quemó a la Riojanita?
Diego Urraca

Santo Domingo de la Calzada se pregunta por qué se indultó al muñeco que tradicionalmente se ha quemado en las fiestas de la Virgen de la Plaza

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

El pasado domingo se celebró la fiesta de la Virgen de la Plaza en Santo Domingo de la Calzada. El pequeño programa, organizado por el Ayuntamiento calceatense y la Asociación de Viudas de La Rioja Alta, contaba con una misa, una degustación de choricillo, música con el disco-móvil 'Los Cachis' y, a las 23 horas, la tradicional quema de la Riojanita, un muñeco que permanece colgado durante toda la jornada en la plaza del Santo, donde se desarrolla todo el festejo. Pero no hubo tal quema. Ni demasiadas explicaciones, así que el municipio ahora es un hervidero de rumores y teorías sobre el porqué de no haber mantenido esta tradición y quemar al muñeco.

Hay quien apunta al párroco de Santo Domingo de la Calzada, Francisco Javier Suárez, puesto que en el sermón de la misa del día anterior parece que pudo aludir a la falta de sentido de la quema de una Riojanita. Según ha podido saber este medio, representantes de la Asociación de Viudas de La Rioja Alta consultaron entonces con la concejal de Festejos, Susana Gómez, sobre cómo proceder ante la opinión del representante de la Iglesia Católica, y esta cedió la decisión final a la propia entidad. La prudencia reinó entonces. Quizá no se quiso ofender a nadie, a ningún colectivo. ¿Qué sucedería si, en lugar de una Riojanita se quemara a un muñeco que, por ejemplo, representara a un extranjero? Somo tan susceptibles… de vez en cuando.

La festividad de la Virgen de la Blanca se celebra en Santo Domingo de la Calzada desde la Edad Media, cuando existía una cofradía dedicada a ella y que se mantuvo hasta el siglo XVIII. Es más, la verbena de esa jornada está documentada por el investigador calceatense Francisco Javier Díez Morrás desde finales del siglo XIX. La quema de un muñeco es una práctica habitual en muchos pueblos, aunque varía lo que representan. En Alfaro, por ejemplo, se queman muñecos que representan a Judas el domingo de Resurrección.

Mercedes Romero Pascual

En Santo Domingo, a mediados del siglo XX, también se quemaba un muñeco trajeado en las fiestas de San Roque (16 de agosto), con una celebración similar a la de la Virgen de la Plaza, con baile, orquesta y cuestación popular para sufragar el programa, algo que parece que ha adoptado la fiesta de Nuestra Señora de las Nieves, el 5 de agosto. Pero el caso es que el muñeco de la Riojanita de Santo Domingo de la Calzada, por vez primera, no fue quemado sino indultado. Este año, de hecho, había mejorado sustancialmente, el traje tradicional de riojana lucía impecable y quizá eso influyó en la decisión…

«No había ninguna razón»

Consultado por este medio al ser señalado como influyente, el párroco calceatense, Francisco José Suárez, ha declarado: «Yo no sé nada de por qué no se quemó la Riojanita en la plaza». Y su explicación la corrobora la Asociación de Viudas de La Rioja Alta, desde donde detallan que el sacerdote «no tuvo nada que ver en la decisión». Reconocen que ha habido algo de «polémica» en torno a este tema pero, también, que cuando se comunicó la decisión a través de la megafonía, durante la música del disco-móvil 'Los Cachis', esta fue recibida con aplausos. «Es una tontería, pero realmente pensamos que no había ninguna razón para quemar a una Riojanita. ¿Acaso se quema a Celedón en Vitoria? Sólo se le baja y ya está. Si se indultan a los toros en las plazas, por qué no íbamos a indultar al muñeco. Además, este año la Riojanita estaba muy bonita y también nos dio pena quemarla», justifican desde la asociación.

 

Fotos

Vídeos