El pleno aprueba una moción que deja sin sueldo al alcalde de Santo Domingo

García Metola escucha a Barrón en el pleno de anoche. /Javier Albo
García Metola escucha a Barrón en el pleno de anoche. / Javier Albo

La propuesta salió adelante con los votos de su artífice, el concejal Carlos Barrón, más los del PP e IU. Dos ediles del PSOE se abstuvieron

Javier Albo
JAVIER ALBOSanto Domingo

El pleno de Santo Domingo de la Calzada aprobó anoche, con los votos del concejal no adscrito, Carlos Barrón, del PP y de IU, dejar sin sueldo al alcalde, Agustín García Metola.

La sorprendente medida llegó en la recta final de la sesión a través de una moción de urgencia que presentó Barrón. Este argumentó que entre los meses de noviembre del 2017 y abril del 2018 se habían jubilado en La Rioja 48 funcionarios, uno de ellos Agustín García Metola, de su puesto de jefe de Secretaría del IES Valle del Oja. El edil no adscrito la justificó en que ya había «pasado un tiempo prudencial y de cortesía sin que el propio alcalde hiciera un gesto a la ciudad y renunciado a recibir el sueldo del Ayuntamiento y pasar a cobrar del Estado en su condición de jubilado, con lo que produciría un ahorro de 42.209.44 euros anuales a las arcas municipales». Con el dinero que se va a ahorrar -sugirió,- se podrían contratar profesores para la Escuela de Música. Barrón confesó que llevaba siete meses intentando presentar la propuesta pero que las ausencias de concejales a las sesiones desbarataban sus cálculos de que prosperara.

La moción aprobada, en concreto, revoca y anular el acuerdo del pleno del 7 de julio del 2015, sobre dedicación exclusiva del alcalde, e incluye que cause baja en la Seguridad Social y deje de recibir el salario municipal desde el día siguiente de aprobarse el acuerdo, es decir, desde hoy. Además, incorporó una enmienda de IU. El concejal de esta formación, Jorge Sánchez, manifestó que «no somos partidarios de que nadie trabaje gratis, pero también estamos de acuerdo en que la gente que se jubila debería dejar paso». El edil señaló que apoyaría la moción si Barrón aceptaba, como hizo, incluir en ella cuatro puntos a tener en cuenta a lo largo del presente mandato, en el caso de plantearse un nuevo escenario. Son: que el salario de ningún cargo público supere tres veces el salario mínimo interprofesional, ni esté por debajo de este; que el salario de un cargo público que más perciba en ningún caso duplique al que perciba la menor cantidad y, por último, que los salarios de los cargos públicos sean revisados en igualdad de condiciones que el resto de los trabajadores.

Hasta la misma votación no estaba claro que ocurriría, ya que tanto el PP como IU dejaron en el aire cuál sería su voto mientras opinaban sobre la moción. El portavoz del PP, David Mena no ocultó su sorpresa ante esta, que a Jorge Sánchez también le resultó «chocante». Los 'populares, incluso', la tildaron de «oportunista, a siete meses escasos para las elecciones». Mena recordó que en septiembre del 2015 ya presentaron otra similar, que no prosperó por la abstención de IU. Desde ésta le indicaron que también hubo ausencias en las filas 'populares' que impidieron que saliera adelante. El caso es que, al final, ambos 'enmendaron' ayer lo de aquella sesión y la aprobaron, mientras el portavoz socialista, Javier Ruiz, tachaba la moción de «electoralista y populista». «El trabajo hay que remunerarlo y la responsabilidad que conlleva el cargo, también», dijo

No fue la única sorpresa de la noche: las concejales socialistas Susana Gómez y Beatriz Salas se abstuvieron -no votaron en contra como sus tres compañeros, incluido el alcalde- cuando se votó la moción. García Metola no intervino en este punto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos