La otra oferta: exposiciones, visitas a la cárcel y belenes

Javier Albo
JAVIER ALBOSanto Domingo

Junto a los mercados, que en estas fechas vienen muy bien para llenar las despensas o hacer frente a los numerosos compromisos que traen consigo las fechas navideñas, la ciudad oferta diversas posibilidades de tiempo libre, con dos novedades este año: la posibilidad de visitar la Cárcel Real en el recién rehabilitado edificio del Corregimiento de Rioja, y, por otra parte, la de conocer las distintas formas que el hombre ha tenido de marcar el tiempo, en la exposición de campanas y relojes que se inauguró el pasado fin de semana en la torre exenta de la catedral.

Esta última es visita obligada para cuantos recalan en la ciudad calceatense, que buscan en ella el gallo y la gallina que convierten a este templo en el único de la Cristiandad que alberga animales vivos en su interior. En estas fechas, además de por ello y por su rico patrimonio histórico-artístico, la catedral es un referente por su colección de belenes, muchos y singulares. El principal de todos ellos es el napolitano, lleno de suntuosidad, detalles y símbolos, que requiere una observación pausada. También destaca el ya fijo de Playmobil, montado por la asociación Aesclick, enmarcado este año en una época prehistórica llena de dinosaurios.

 

Fotos

Vídeos