«El interés por la obra de Gustavo Bueno ha aumentado tras su fallecimiento»

Santana, Pozo, Bueno, García Metola, Moreno, Gómez y Salas. :: albo/
Santana, Pozo, Bueno, García Metola, Moreno, Gómez y Salas. :: albo

El hijo del filósofo calceatense vincula a éste parte del éxito del curso de verano, que arranca con 44 alumnos

J. ALBO

Cuarenta y cuatro personas participan desde ayer en el curso de verano de Santo Domingo de la Calzada, sobre 'Literatura y materialismo filosófico'. Es una de las cifras de asistencia más alta en muchos de los 15 años de historia de la actividad, ante lo que se congratularon quienes presidieron la inauguración.

Uno de ellos, el director de la Fundación Gustavo Bueno, Gustavo Bueno Sánchez, reconoció ver en la causa una relación con el cada vez mayor interés que despierta el legado de su padre, constatable en la redes sociales, entre otras formas. «Tiene que ver con un momento de maduración de la presencia de la obra de Bueno, que curiosamente se ha incrementado después de su fallecimiento, que ha servido como elemento multiplicador, y también con la propia temática del curso. Con las dos cosas a la vez», indicó.

Sea como fuere, el curso exhibe músculo en el año en el que redondea su edad y celebra sus 'bodas de cristal'. Ello, como subrayó el alcalde, Agustín García Metola, sin haber repetido temática en ningún momento y con un mismo formato, sobre el que soportó parte del éxito de la actividad, que combina las sesiones académicas matinales con actos abiertos al público en general por la tarde, siempre en el centro cultural Ibercaja. Hoy, concretamente, Jesús G. Maestro hablará a partir de las 19 horas sobre 'Consecuencias e influencias de la crítica de la razón literaria en España, Europa, USA e Hispanoamérica».

No se repiten los temas, pero sí las personas, como observó Bueno «Si ven la foto de hace quince años, en esta mesa inaugural había tres personas que éramos los mismos», dijo antes de achacar a García Metola y a Pedro Santana, director académica del curso, la aparición y longevidad del mismo, además de a la UR, representada ayer por el director general de la Fundación de la Universidad de La Rioja, Francisco del Pozo, el «nuevo» en una imagen en la que, en el año 2004, ocupaba su lugar Gustavo Bueno Martínez. Al fallecer este surgió la pretensión de poner en marcha en Santo Domingo de la Calzada un instituto universitario y promover actividades desde esta ciudad, a lo que ayer aludió su hijo.

Santana, por su parte, no ocultó su satisfacción porque «nos hemos reunido un número de personas considerable para lo que venía siendo la escala de estos cursos, sinceramente un tanto decreciente». Pozo, por último, habló del calceatense como «uno de los cursos consolidados dentro de la UR; un curso de referencia en nuestro programa de verano y, cuando lo abordamos todos los años, nadie se plantea si va a seguir o no: se pone y punto», afirmó.

El Ayuntamiento calceatense firma cada dos años un convenio para la realización de los cursos, a los que aporta 12.000 euros. Antes de inaugurar el actual, el representante de la UR puso el acento en lo que la propia actividad hace obvio: «La Universidad no cierra en verano», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos