Hermosilla cerró el paréntesis

La procesión de San Jerónimo Hermosilla llega a la catedral tras una hora de recorrido. A la derecha, en el parque infantil/Javier Albo
La procesión de San Jerónimo Hermosilla llega a la catedral tras una hora de recorrido. A la derecha, en el parque infantil / Javier Albo

Las honras al 'Primer hijo predilecto' encarrilaron las fiestas hacia su final

Javier Albo
JAVIER ALBOSanto Domingo

Y se acabó. ¡Chis pon!. Las fiestas de Gracias y San Jerónimo Hermosilla cumplieron su tiempo de vigencia y dan paso hoy a un viernes con regusto a lunes pero poco, que el fin de semana está a tiro de piedra para consolación y aclimatación pausada a la normalidad de un final de año que viene con 'puentes' cortos. Pasarelas, vamos.

Las honras a San Jerónimo Hermosilla escribieron el fin de fiesta, con una procesión que, como merece, vistió sus mejores galas: gaiteros y danzadores, banda municipal de música, autoridades, cofrades y representantes de Cordovín y Elorrio, vecinos... El obispo, Carlos Escribano, había presidido la misa y el templo les evacuó a todos hacia calles de sol y sombra por las que discurrió la imagen del 'Santo de la Puebla', con dos paradas para que Enrique Cerezo y Rosario Herrera le dedicaran sendas jotas, muy aplaudidas.

Al llegar a la catedral se produjo la renovación en la cofradía, que queda como sigue: priora, Carmen Arribas; priora vieja, Rosa Mari Narro; procuradores, Félix Cámara, Pilar Peral y Purificación Bartolomé; mayordomos, María Isabel Agustín, Javier Díaz y Raquel Ruiz; abad, Jesús Ignacio Merino; tesorero, Rubén García; secretaria, Mari Carmen Dulac, y andadora, María Isabel Espinosa.

La catedral enmarcó la renovación de la cofradía, que pasa a tener a Carmen Arribas como nueva prioraLa peña El Salero repartió cientos de raciones de chorizo con pan y vino, a 1,50 euros la unidad

Un parque infantil, el reparto de chorizo por la peña El Salero y un mariachi completaron el programa.