García Metola tilda de «caza de brujas» contra su persona el tema de su dedicación exclusiva y sueldo

García Metola tilda de «caza de brujas» contra su persona el tema de su dedicación exclusiva y sueldo
Javier Albo

El alcalde subrayó que «la retribución actual es la fijada hace doce años»

Javier Albo
JAVIER ALBOSanto Domingo

El alcalde de Santo Domingo de la Calzada, Agustín García Metola, ha salido hoy al paso de las declaraciones realizadas por el concejal de IU, Jorge Sánchez Bartolomé, y el no adscrito, Carlos Barrón, a los que ha definido como una «extraña coalición», y vuelto a negar supuestos «pactos oscuros» o «reuniones secretas» para revertir el acuerdo plenario que anuló su dedicación exclusiva y su retribución.

El regidor municipal ha indicado que era este un «debate estéril», « aderezado de grandes dosis de populismo, de medias verdades y de faltas a la verdad», detrás del cual solo ve una «una caza de brujas basada en grandes dosis de populismo, de medias verdades y de faltas a la verdad, que tan sólo esconden una incapacidad absoluta para llegar a ningún tipo de acuerdos que favorezcan a los calceatenses».

García Metola ha señalado que «nunca se ha buscado un beneficio ni un ahorro para el Ayuntamiento, nunca, dado que hasta en la anterior legislatura, las cantidades reservadas para la retribución de la alcaldía se repartieron entre los grupos políticos del gobierno municipal, en un acuerdo propiciado y apoyado por el señor Barrón, cuando era el «hombre fuerte» del gobierno municipal calceatense del antiguo PP».

Insistió en que «nunca he percibido dos sueldos», y también negó que sobre este asunto «haya existido algún tipo de acuerdo con IU o que formara parte del acuerdo de investidura», el cual facilitó a los medios. A renglón seguido indicó que dicho acuerdo «hubiera estado prácticamente cumplido, si se hubiesen aceptado las diferentes propuestas presupuestarias presentadas a IU».

El alcalde subrayó, por otro lado, que «la retribución actual es la fijada hace doce años» y que, debido a las reducciones y congelaciones aprobadas por el Gobierno de España, ha pasado de cobrar 43.557,15 euros a 42.209,44 euros.