Una escuela de kilómetro 0

La Escuela de Hostelería Camino de Santiago fomenta la compra y elaboración de productos cuyo origen es inferior a 100 km del punto de referencia

LA RIOJA

Los alumnos del segundo curso del Ciclo Formativo de Grado Superior Dirección de Cocina, de la Escuela de Hostelería Camino de Santiago, han diseñado y organizado una serie de actividades para integrar la alimentación kilómetro 0, a través de un modelo de aprendizaje colaborativo basado en retos.

El modelo kilómetro 0 consiste en fomentar la compra y elaboración de productos cuyo origen es inferior a 100 km del punto de referencia; y actualmente en este centro educativo, ubicado en Santo Domingo de la Calzada, se trabaja de forma limitada con proveedores riojanos, pero se quiere ir un paso más allá y favorecer la producción riojana de pequeña escala, es decir, la economía de cercanía, ha informado, en una nota que recoge Efe.

Ha subrayado que, a pesar de que el 100 por cien de los titulados en este curso consigue trabajo, cada vez más las empresas demandan perfiles con mejores competencias, tanto técnicas como transversales. Por eso, la implantación de los Ciclos de Alto Rendimiento capacita a los alumnos para desarrollar dichas competencias y formar personas para hacer frente a circunstancias que no aparecen en los libros de texto, es decir, cualidades como son el trabajo en equipo, la autonomía y la responsabilidad, la toma de decisiones, la resolución de conflictos y la creatividad, ha precisado.

Asimismo, ha explicado que la estructura del segundo curso de Dirección de Cocina se distribuye en tres partes, conectadas entre sí, en las que el aprendizaje se convierte en un proceso evolutivo. En la primera evaluación se hicieron equipos de trabajo que desarrollaron proyectos relacionados con el sector de la restauración; en la segunda, se ha planteado el reto, profundizando en la metodología de Alto Rendimiento; y en la tercera, los alumnos harán la Formación en Centros de Trabajo (FCT) con la posterior presentación del Trabajo de Fin de Grado. «Los alumnos pasan de ser meros sujetos receptores, sentados en sus pupitres, a participantes que trabajan con autonomía en equipos para buscar soluciones a una situación planteada», ha informado.

La idea, ha avanzado, es promover una economía basada en la alimentación, la agricultura y ganadería, la tradición y la cultura regional, a la vez que se estimula la educación alimentaria de alumnos.

Para conseguir ese objetivo, los alumnos programan todas las actividades de las Jornadas kilómetro 0 que se ejecutarán entre las fechas del 18 al 22 de febrero, diseñan la estructura organizativa, contactan con todos los involucrados, gestionan los recursos necesarios y evalúan los resultados.

El 19 y 20 próximos se servirá un menú degustación maridado con vinos de Rioja, compuesto por cinco platos, entrante y postre, con los productos de cercanía como protagonistas principales.

Los ponentes y empresas que participarán en las jornadas son los chef de Villa-Lucía Espacio Gastronómico, Juan Antonio Gómez; de Heladería dellaSera, Fernando Sáenz; del Hotel Bodega Finca de los Arandinos, Diego Rodríguez; y las empresas Azafrán Castillo de Aguas, TomatEco, Queso Los Cameros, Aceite DOC Rioja, Embutidos Luis Gil, Bodegas Martínez Lacuesta, Bodegas Carlos Serres y Bodegas Murillo Viteri.