La Escuela de Hostelería y Turismo inauguró ayer oficialmente el curso

Marquínez, Rodríguez, Ruiz y Fernández, durante el acto. :: albo/
Marquínez, Rodríguez, Ruiz y Fernández, durante el acto. :: albo

Mari Carmen Marquínez ocupa desde septiembre el puesto de directora que dejó vacante Mari Carmen Sanz por su jubilación

J. ALBO

La Escuela de Hostelería y Turismo de La Rioja inauguró ayer oficialmente el curso 2018/2019, que arrancó con la principal novedad de la incorporación de Mari Carmen Marquínez como directora, en sustitución de Mari Carmen Sanz, jubilada.

El acto se enmarcó en el Ayuntamiento y reunió, entre otros y además de a la citada responsable del centro, al director general de Educación, Miguel Ángel Fernández; al teniente de alcalde Javier Ruiz, y a la concejal de Turismo, Hostelería y Comercio, Beatriz Salas, además de a parte de la comunidad educativa.

A todos ellos, especialmente a los alumnos, se dirigió el enólogo y bodeguero Telmo Rodríguez, un auténtico «hombre de vino» cuyas palabras sobre su experiencia emprendedora en este mundo, algunas recomendaciones y consejos cayeron como abono para el futuro que se labran los pupilos, dentro de un sector del que el vino es una parte indisoluble.

Ellos, los alumnos, fueron los protagonistas de la jornada inaugural, organizada para ponerlos en valor, como remarcó Marquínez. «Es el momento de la Formación profesional. Representa el progreso y el crecimiento de una sociedad que apuesta por el futuro», les dijo.

Pero también dijo que es el momento de la Administración, que «representa la responsabilidad de quien se preocupa de provocar los cambios» y del Ayuntamiento, en cuya ciudad -recordó- «está la única Escuela de Hostelería y Turismo de La Rioja». Y añadió: «Juntos tenemos que hacerla más grande», que más que algo metafórico pareció aludir a los planes de ampliación previstos, que no terminan de arrancar.

También destacó a las empresas, profesores y al invitado, Telmo Rodríguez, de quien tomó prestadas unas palabras: «Lo importante no es la bodega, es la tierra». Marquínez concluyó su presentación del viticultor indicando que «somos pequeños pero pensamos en grande, por eso hemos pensado en una de las referencias mundiales del vino español».

 

Fotos

Vídeos