Una conmemoración enrarecida

Calceatenses en Winnenden, en un intercambio el año 2004. :: l.r./
Calceatenses en Winnenden, en un intercambio el año 2004. :: l.r.

La desinformación tensa la celebración del 25 aniversario del hermanamiento con Winnenden

J. ALBO

El 25 aniversario del hermanamiento con Winnenden se rodea de polémica, a la vista de un programa que los alemanes ya tienen concretado hace tiempo para los días 20 al 23 de julio, sin que por el lado del Ayuntamiento calceatense se sepa aún nada, la oposición lo critique y algunos vecinos dejen caer su malestar en las redes sociales por no habérseles ofrecido la posibilidad de participar en la conmemoración y, por ejemplo, viajar a Winnenden, como se hacía antes, algo que, al parecer, de hecho, la ciudad alemana esperaba y para lo que se preparaba.

La oposición lleva tiempo preguntando por ello. En el último pleno, el alcalde, Agustín García Metola, indicó que el asunto se llevaría a una junta de portavoces. Ayer, el concejal de IU, Jorge Sánchez Bartolomé, afirmó en una nota que, «a día de hoy nos encontramos con que no se ha convocado nada, pero sabemos que el alcalde irá del 20 al 22 de julio junto a otros representantes municipales». El edil exige «que se convoque una junta de portavoces para que se nos informe correctamente y en ella decidir, entre diferentes formaciones, cómo debe ser esa comitiva, cómo se deben sufragar los gastos, quiénes quieren ir, cuántas personas, de qué manera etc. Además pensamos que se debe de contar con la opinión y la participación de los vecinos y no solo debe ser algo que se realice desde la Corporación», añadió.

También mostró su «malestar con la gestión» de este asunto. «Hemos sido testigos del interés mostrado por nuestros convecinos alemanes por celebrar los 25 años de la unión entre los municipios, y, a su vez, también hemos sido testigos de la dejadez mostrada por parte del máximo representante de la ciudad», lamentó.

Por su parte, el concejal no adscrito, Carlos Barrón, en otra nota de prensa calificó de «inadmisible» la postura del alcalde y equipo de Gobierno, que le avergüenza. «Desde mi cargo de concejal pido perdón a la ciudad de Winnenden por los múltiples vacíos que han recibido del señor García Metola; los calceatenses queremos que el hermanamiento siga vivo y equilibrado y para nada nos representan sus actuaciones», dijo. El edil denunció el «desprecio e indiferencia» que dice estar recibiendo la ciudad alemana del alcalde. «Son muchísimos los intentos de contacto desde Alemania sin respuesta», dijo. También desveló que, en el año 2005, la ciudad alemana «intentó ponerse en contacto con él y les fue imposible. Winnenden quería donar un camión de bomberos a la ciudad y lo perdimos por su soberbia y arrogancia», censuró, no sin añadir: «En Winnenden aún se acuerdan de tal desprecio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos