Los cambios de última hora

Las obras en el edificio del Corregimiento se centran ya principalmente en su interior. :: /Javier Albo
Las obras en el edificio del Corregimiento se centran ya principalmente en su interior. :: / Javier Albo

La obra del Corregimiento incluye novedades en su tramo final

Javier Albo
JAVIER ALBOSanto Domingo

El modificado del proyecto de rehabilitación del Corregimiento de Rioja, que asciende a 69.674,03 euros y fue aprobado por el Ayuntamiento en agosto, responde a la inadecuación de la solución propuesta y a la oportunidad de incorporar avances técnicos y medioambientales producidos con posterioridad a la redacción del proyecto.

Así lo expuso en su momento la dirección facultativa de las obras, estiradas cinco meses más para poder acometer las nuevas actuaciones. La adjudicataria había solicitado ampliarlas en tres meses, pero el Consistorio prefirió no apurar demasiado -sin sobrepasar el tiempo establecido en el convenio con la Comunidad-, para curarse en salud y que fuera necesaria pedir otra ampliación.

El modificado incluye, por ejemplo, la sustitución de la instalación de calefacción de suelo radiante proyectada, que requiere un funcionamiento continuo, por otra de radiadores y conseguir, así, un importante ahorro en el consumo energético. También se cambia la instalación prevista de gasoil por otra de gas natural y se realiza un nuevo trazado de la red de saneamiento para conservar la mayor parte del pavimento enmorrillado original de la planta baja, que no se verá afectado en la zona de acceso, la de mayor valor arqueológico. Del mismo modo, se suprime el lucernario existente a la altura de las actuales oficinas generales, con lo que también se conseguirá un mejor aislamiento térmico y evitar filtraciones y reparaciones.

Los cambios responden a cuestiones de adecuación y de inclusión de avances técnicos y ambientales

En lo que respecta a la incorporación de nuevos avances técnicos figura la sustitución de la instalación de climatización proyectada por otra más avanzada tecnológicamente y más eficiente energéticamente; utilizar luminarias de tecnología Led (inexistentes o muy caros cuando se redactó el proyecto) en vez de fluorescentes; instalar una ventilación mecánica controlada con recuperador de calor para la planta baja, donde un sistema tradicional de calefacción puede afectar a sus inscripciones históricas, muros de sillería y vigas de madera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos