Los belenes mueven Santo Domingo

Una escena del belén napolitano de la catedral, que no escatima en detalles y objetos, que se cuentan por miles. / Javier Albo

La catedral inaugura otra edición de obras, que ya atraen al templo a gente «como en verano», indica el párroco

J. ALBO

La catedral de Santo Domingo de la Calzada vuelve a convertirse en una referencia navideña a través de los numerosos belenes montados en su claustro: desde la 'joya' de la exposición, el napolitano -siempre espectacular, no importa cuántas veces se vea-, o el de Playmobil, que este año enmarca el Nacimiento en un peligroso tiempo lleno de dinosaurios, hasta, entre otras muchas, creaciones con una gran carga de sentimiento, como el belén que Julián Velasco montó durante décadas en su casa, visitado por muchas generaciones de calceatenses.

Belenes grandes, en miniatura, de barro, papel, de marfil, de diferentes países... Los hay de muchos tipos. El templo calceatense ha hecho de ellos un reclamo en estas fechas. Lo dijo el párroco, Francisco José Suárez: «Ahora, la gente que nos visita no pregunta por el gallo y la gallina, sino por los belenes, lo que supone un cambio de mentalidad muy grande y nos sirve para que en un mes que hasta ahora, salvo en las ferias, no venía nadie de fuera a visitar la catedral, hemos hecho que sea como en un mes de verano, más o menos».

LOS DATOS

Temática
Recrea la vida en la ciudad italiana de Nápoles en el siglo XVIII. Nicola Maciariello es el autor de su diseño escenográfico.
Cesión
Su anterior propietario, Miguel Ángel Lorente, lo donó a la catedral en el año 2012.
Belén Playmobil
El Nacimiento se enmarca este año en el Jurásico.
Nicolas Almansa
Es el reconocido autor de otro de los belenes expuesto en el claustro.
Horario
De lunes a domingo, de 10 a 19 horas. Hasta el 7 de enero.
Precios
Entrada, 5 euros; reducida, 3 euros (grupos de más de 25 personas, mayores de 65 años, escolares de 9 a 17 años y peregrinos con credencial), infantil, 2 euros.

La presentación oficial de esta nueva edición belenística contó con la asistencia de la consejera de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González Menorca, y del alcalde, Agustín García Metola, además de numerosos vecinos. En ella, Suárez repasó las obras que pueden verse este año. Del belén napolitano ya está casi todo dicho y sigue deslumbrando a propios y extraños. Aesclick vuelve este año a la carga con un belén Playmobil muy jurásico, en el que los camellos de los Reyes Magos han sido sustituidos... por dinosaurios. La asociación ha querido hacer un guiño de reconocimiento al anterior abad, Carlos Pérez-Caballero, muy aficionado a los belenes, y ha colocado una figura barbuda y vestida de negro, que le representa, en el mismo portal.

El difunto sacerdote se encargaba de montar el belén mecánico, otra de las composiciones que pueden verse, preparado este año por trabajadores de la catedral. Otra de las novedades importantes que pueden verse es un belén del reputado artista Nicolás Almansa, adquirido por la parroquia en una tienda madrileña que cerraba sus puertas.

En el templo también se expone, como novedades, un pequeño belén infantil, el de la catedral, el belén que legó Mari Carmen Nagel, un nacimiento de marfil en la sala capitular y el ya citado de Julián Velasco, cedido por su familia, que se ha colocado en la capilla de la Inmaculada. Junto a él se cantó un villancico como póstumo homenaje al exsecretario de la cofradía del Santo, entre otros cargos, y también a Carlos Pérez-Caballero, por la dedicación y labor que hacían con los belenes.

González Menorca agradeció al párroco su intensa actividad. «Estudié empresariales, pero todo lo que estoy aprendiendo con él es más que cualquiera carrera», bromeó.

El sacerdote Jesús Merino dará el día 17 una conferencia sobre los belenes de la catedral.

 

Fotos

Vídeos