La antesala de la Pasión riojana

En la conferencia impartida por el obispo, Carlos Escribano. /Javier Albo
En la conferencia impartida por el obispo, Carlos Escribano. / Javier Albo

La ciudad acogió el XXI encuentro diocesano de cofradías de la Vera Cruz, que reunió a unas 160 personas

Javier Albo
JAVIER ALBOSanto Domingo

Santo Domingo de la Calzada recibió ayer a una parte importante de la Semana Santa riojana, que es a la que dedican su actividad la práctica totalidad de las 21 entidades que participaron, como cada primer domingo de Cuaresma, en el XXI encuentro diocesano de cofradías de la Vera Cruz que cada año convoca el Secretariado de Hermandades de la Diócesis. Su objetivo es que los participantes compartan experiencias y que el intercambio de las mismas les pueda ayudar a mejorar sus celebraciones en torno a la Pasión.

La cita reunió a unas 160 personas en torno a un programa preparado por la cofradía anfitriona, encabezada por la priora Esther Vargas. El acto central fue un viacrucis procesional vespertino que partió desde la iglesia de la abadía cisterciense de Nuestra Señora de la Anunciación y recorrió las calles Las Monjas, Pinar, Marqués de la Ensenada, Isidoro Salas, Hilario Pérez, plaza del Santo y Mayor, hasta el punto de partida. En ella participaron cofradías de Pradejón, Alberite, Logroño, Ribafrecha, Casalarreina, Herce, Autol, Peñaloscintos, Albelda de Iregua, Calahorra, Haro, Alfaro, San Vicente de la Sonsierra, Arnedo, Aldeanueva de Ebro, Baños de Río Tobía, Villamediana de Iregua, Alfaro, Nájera y Logroño. La música la puso la banda de cornetas y tambores de la Vera Cruz de Santo Domingo de la Calzada.

El programa matinal incluyó una conferencia del obispo Carlos Escribano y un concierto de marchas procesionales interpretado por la banda municipal de música de Santo Domingo de la Calzada, en el teatro Avenida, donde el alcalde, Agustín García Metola, dio la bienvenida a todos los asistentes. Le siguió una eucaristía en la catedral y una comida.

El domingo que viene la ciudad acogerá, desde el mediodía, una exaltación de bandas de tambores y cornetas, con la participación de las de Murchante (Navarra), Murillo de Río Leza, Pradejón y Santo Domingo de la Calzada.