Un 'empresario' hecho de la nada

Un 'empresario' hecho de la nada

Una vecina de Santo Domingo, entre las más de 50 personas estafadas en España por un falso vendedor de PS4 en Internet

JAVIER ALBO

Internet es un mundo lleno de atractivos, de ventajas y también de peligros. Uno de estos últimos se llama Adrián V. F. y, entre otros juzgados de España, ha sido condenado por el de Instrucción 1 de Haro, como autor de una falta de estafa, a pagar una sanción total de 360 euros -a razón de 6 euros diarios, durante dos meses, con un día de privación de libertad por cada dos cuotas insatisfechas-, y a indemnizar con 200 euros a Victoria González, una vecina de Santo Domingo de la Calzada a la que vendió por ese precio una Play Station 4 (PS4) que nunca le entregó. Su caso no es el único. Que se sepa, hay al menos 50 personas estafadas en toda España con el mismo 'modus operandi' y con igual objeto, por el que pagaron entre 90 y 200 euros. Muchas de las víctimas de este sujeto se han unido para que la justicia actúe de una forma efectiva contra él, porque no solo no cumple sus condenas sino que continúa engañando a la gente.

El caso de Victoria es un calco del resto de engañados. En febrero del año pasado contactó con el estafador a través de la página 'Vivo' para comprar una PS4. Él le facilitó su teléfono para comunicarse por whatsapp, vía por la que le mandó fotos del producto, hasta que concertaron la forma de pago. «Me dijo que no trabajaba con transferencias, solo con tarjetas de recarga de Correos, y me mandó una foto de su tarjeta para que yo le hiciera el ingreso. Lo hice, me dijo que iba inmediatamente a Correos a enviarme el producto y, desde ese momento, ya no pude volver a hablar ni contactar con él», relata la calceatense, cuyo siguiente paso fue denunciarle. En junio fue citada a juicio, pero el estafador no se presentó. «Ni al mío ni a ninguno de los que van teniendo los demás afectados», dice Victoria. El juzgado emitió la sentencia antes citada y... hasta ahora. «He llamado varias veces al Juzgado de Haro para saber algo y la respuesta siempre es la misma, que no pueden notificarle la sentencia porque no tiene un domicilio para notificaciones legales», explica. Sin embargo, las citaciones del juzgado sí que le llegan, algo que los afectados no llegan a entender muy bien.

Victoria encontró en Internet a numerosas personas en igual situación, que mantienen contacto a través de las redes sociales y se dedican a hacer un seguimiento de su estafador, que sigue 'vendiendo', bien con su verdadero nombre u otros, en diferentes páginas: cada vez que detectan uno de sus anuncios, entran y denuncian la publicación para que no vuelva a engañar a más gente. Pero vuelve, una y otra vez.

«No llegamos a entender que la policía no pueda hacer nada», dice del descarado estafador, que se autolocaliza en Fuengirola. Por eso, los afectados recurren a los medios de comunicación, «para que la gente lo sepa y no caiga, porque se está forrando». Son muchos pocos que, independientes unos de otros, constituyen delitos leves de estafa, según el Código Penal, pero que, todos juntos, no dejan de ser sino una gran estafa, que continúa. Ahora, incluso, el condenado ha diversificado su fraudulenta oferta: ya no solo vende PS4, también móviles y otros objetos. Es un 'empresario' hecho de la nada, literalmente.