Salud anuncia la próxima incorporación de un médico para Lardero y Villamediana

El refuerzo llegará «a finales de mayo», cuando finalice su formación en La Rioja, según el Gobierno regional

D. M. A.

La Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja ha anunciado que incorporará a un nuevo médico de familia a la plantilla de la Zona Básica de Salud de Alberite. De esta manera, la zona que integra los municipios de Lardero, Villamediana, Albelda de Iregua, Nalda, Sorzano, Viguera, Alberite, Clavijo, Leza de Río Leza y Ribafrecha contarán con un total de doce médicos de familia, cuatro pediatras y catorce enfermeras que prestan servicio a una población total de 20.727 riojanos, 3.636 de ellos menores de 14 años, tal y como detalla el Ejecutivo regional.

«La incorporación será efectiva a finales de mayo cuando finalicen su formación los médicos que actualmente están realizando la residencia en La Rioja», ha informado Salud, añadiendo que «el nuevo profesional prestará asistencia en los consultorios de Lardero y Villamediana, al tratarse de los dos municipios que concentran mayor población y que han vivido, en los últimos años, un mayor crecimiento poblacional (598 adultos y 16 niños más entre 2015 y 2019)». De hecho, el Ayuntamiento de Villamediana ha organizado hoy una asamblea a las 20 horas en el salón de actos del Consistorio para informar, precisamente, de los próximos cambios de facultativos en el consultorio de salud de la localidad. También cabe recordar que la Consejería de Salud anunció el pasado mes de abril que el próximo 13 de mayo se recuperaría el horario habitual de atención primaria en Ribafrecha, reducido a la mitad desde marzo.

La incorporación del médico en Alberite, informa el Gobierno de La Rioja, supondrá una «mejora para la asistencia sanitaria». Salud afirma que así «mantiene y mejora la accesibilidad a la atención sanitaria en todos los municipios riojanos» y se compromete «a continuar trabajando para que siga siendo así», recordando que «La Rioja es actualmente una de las comunidades con mayor estabilidad en las plantillas, mejores sueldos y con uno de los mejores ratios de pacientes por médico».