Un rincón rico en biodiversidad y en conciencia ambiental

La gran abundancia de especies que custodia Sojuela se explica porque su término municipal va desde los 600 metros, a que está situado el pueblo, a los 1.400 de la cima del Moncalvillo.

Este desnivel favorece que exista una gran variedad de ecosistemas (matorral mediterráneo, cultivos, robledal, brezal, hayedo, pinar...). Además, las parcelas agrícolas de Sojuela se delimitan mediante setos y ribazos, que actúan como refugios para la flora y la fauna, y también hay operadores locales que practican la agricultura ecológica.

Una de las grandes satisfacciones de Latasa, Peñalva y Garzón es que han traspasado al pueblo su pasión por los insectos y la fauna en general. «Desde que estamos en Sojuela, la gente respeta a los bichos y nos los traen para saber qué especie son», comenta Peñalva.

 

Fotos

Vídeos