Regreso al pasado en Corera

Cocina original de la vivienda de Corera construida en el año 1900 con objetos de diversas épocas. :: s.s.j./
Cocina original de la vivienda de Corera construida en el año 1900 con objetos de diversas épocas. :: s.s.j.

La asociación de mujeres rehabilita una casa de 1900 cedida por el Consistorio y la convierte en un museo etnográfico

SANDA SAINZ

La perseverancia, trabajo y dedicación de la asociación de mujeres de Corera han sido fundamentales para rehabilitar una vivienda de la calle Mayor, construida en 1900, y convertirla en un museo etnográfico. Llevan más de nueve años invirtiendo dinero y esfuerzo en sacar adelante una iniciativa que pronto verá sus frutos. También quieren tener allí su sede, en el patio, que sirva como sala de usos múltiples.

Los propietarios de la casa (que viven fuera) la donaron al Ayuntamiento el 27 de marzo del 2007. El 15 de septiembre del 2009, el Consistorio firmó un convenio de cesión de uso con la asociación de mujeres hasta el 31 de diciembre del 2043.

Tuvieron que reformar el alerón del tejado y las fachadas. Después de sanearlo, iniciaron el trabajo en el interior. Han destinado unos 75.000 euros recaudados estos últimos años con mercadillos, rifas, cuotas del centenar de socias y algunas donaciones. Esperan reunirse el 17 de octubre con la responsable de Cultura y Turismo, Leonor González Menorca, según nos cuentan, para ver cómo gestionar este espacio (no saben si será posible como museo o bajo otro epígrafe).

Entrar en la casa es como viajar al pasado. En la planta baja estaban las cuadras y un almacén de aceite. Ahora está la entrada principal, una cuadra con todos los materiales y el pesebre, una cocina de los años cincuenta (fue una modificación de los últimos dueños) con su lavadora y uno de los primeros frigoríficos eléctricos . Asimismo, dispone de un cuarto de baño nuevo (obligatorio para poder abrir el recinto al público) y una pequeña despensa.

En el primer piso está la cocina de 1900 y el portal de lo que en origen fue la entrada a la vivienda (se accede por una cuesta). Aquí se muestran objetos de la matanza y tiene salida a la cochinera, gallinero y conejera reconstruidos.

Esta planta alberga en la zona noble un vestíbulo (que fue utilizado como cuarto de televisión), dos dormitorios y un comedor que antaño sirvió como dormitorio.

En el segundo piso está el silo para guardar el grano, aperos del campo, un horno de arcilla antiguo, maquinaria de la matanza, cuartos para secar chorizos, morcillas y jamones y trasteros convertidos en habitación infantil y sala de costura.

Parte del material que se muestra en el edificio estaba allí, en otros casos lo han donado ellas y los vecinos. Incluso han tenido que restaurar piezas o ir al vertedero a recoger objetos antiguos. Una de las cuestiones pendientes es el inventario de estas miles de piezas y ya tienen un voluntario dispuesto a hacerlo.

Llevan tres años abriendo el inmueble en fiestas para que las socias y la gente del pueblo vean la evolución del trabajo realizado en la 'Casa del espartero'. La conocen así en Corera porque sus primeros propietarios se dedicaban a trabajar el esparto, aunque la asociación de mujeres es consciente de que no pueden llamarla de tal manera para no confundirla con la figura del general Espartero.

 

Fotos

Vídeos